Panamá.  Grupos de obreros del sector de construcción realizaron este viernes un paro de 24 horas en rechazo a una ley que autoriza la venta de tierras en la norteña Zona Libre de Colón (ZLC) en el sector Atlántico de Panamá.

La medida de los trabajadores bloqueó las principales vías de la capital de Panamá y otras áreas de la norteña provincia panameña de Colón, lo que generó caos vial.

El paro de miembros del Sindicato Unico de Trabajadores de la Construcción y Similares (SUNTRACS) siguió a la aprobación y la sanción del presidente panameño Ricardo Martinelli de la referida ley 72 el viernes pasado.

Las transitadas Calle 50, Cinta Costera (frente a la vía de Panamá), vía Ricardo J. Alfaro y Vía Israel de Ciudad de Panamá permanecían cerradas por los manifestantes, quienes, con banderas rojas, insistían en que marcharán hacia la sede de la Asamblea Nacional de Diputados para reclamar la derogatoria de la ley.

Gobierno disponible. Declaraciones esta mañana a través del telecanal local Telemetro del ministro de la Presidencia de Panamá, Roberto Henríquez, señalando la disposición del gobierno a derogar la ley generaban nuevas expectativas.

El presidente Ricardo Martinelli ya comunicó su disponibilidad para derogar la ley.

Según el funcionario, para derogar la ley sería necesario convocar a un consejo de gabinete, para lo que debía esperarse que Martinelli retornara al país de una gira oficial que lo ha llevado en los últimos días a Japón y Vietnam.

Además, explicó que se debería llevar el tema luego a la Asamblea Nacional de Diputados para terminar el proceso de derogatoria de la Ley, que el gobierno había defendido porque permitiría recursos por unos US$400 millones que serían utilizados para obras sociales en la provincia de Colón.

En declaraciones a través del canal televisivo local TVN, el ministro de gobierno de Panamá, Jorge Ricardo Fábrega, dijo que la ley había sido planteada con la mejor intención, pero que no fue comprendida.

Al menos tres personas murieron y hubo un número no determinado de heridos y detenidos en los últimos días en Colón en medio de las protestas para rechazar la Ley, que incluyeron el respaldo de grupos indígenas.

1956