Túnez. Túnez debería realizar elecciones presidenciales dentro de 60 días, dijo hoy la autoridad constitucional, mientras el Ejército patrullaba la capital para contener las protestas lograron derrocar al presidente.

La entidad agregó que, bajo la Constitución, le corresponde al jefe del Parlamento, en este caso Fouad Mebazaa, ser el presidente interino, quien justamente asumió hoy.

Ello pese a que ayer el primer ministro Mohamed Ghannouchi afirmó que asumiría como mandatario tras la huida a Arabia Saudita de Zine al-Abidine Ben Ali, presidente por más de 23 años, luego de semanas de protestas por los altos niveles de pobreza, el desempleo y la represión.

"El Consejo Constitucional anuncia que el cargo de presidente está definitivamente vacante por lo que nos deberíamos remitir al artículo 57 de la Constitución, que establece que el presidente del Parlamento ocupe temporalmente el puesto de presidente y que convoque a elecciones dentro de un período de 45 a 60 días", dijo al canal estatal Fathi Abd Ennather, jefe del consejo.

La violencia en Túnez y la caída de Ben Ali conmocionó al mundo árabe y fue recibida en silencio por gobiernos autoritarios, presionados por poblaciones jóvenes y desencantadas con las políticas represivas y la falta de perspectivas económicas.

Las potencias occidentales han hecho la vista gorda frente a los gobernantes de la región, que constituyen un bastión contra los radicales islamistas. Estados Unidos encabezó los llamados internacionales a la calma y a que el pueblo de Túnez tenga una libre elección de líderes.

El espacio aéreo tunecino, cerrado el viernes, fue reabierto y la agencia de prensa oficial declaró que todos los aeropuertos fueron abiertos.

La noche del viernes Ghannouchi habló por televisión y aseguró que se estaba haciendo todo para restaurar el orden. Afirmó que el sábado se reuniría con líderes de partidos políticos para intentar formar un Gobierno de coalición. Uno de ellos es Najib Chebbi, un abogado considerado por diplomáticos occidentales como la figura más creíble de la oposición.

"Hay un cambio de régimen en marcha", dijo Chebbi al canal francés I-Tele TV. "Debe conducir a reformas profundas (...) a dejar que la gente elija", indicó. Sin embargo, todo cambio tras las palabras del autoridad constitucional que insistió en que el puesto de presidente está libre debido a la huida del mandatario Ben Ali.