Quito. Pese a que el ministro de Finanzas ecuatoriano, Patricio Rivera, informó que los gobiernos autónomos descentralizados (GAD) tendrán más de US$2.200 millones vía presupuesto y US$112 millones de dólares no reembolsables a través del Banco del Estado para los municipios y US$48 millones para los consejos provinciales, subsisten las dudas.

La Asamblea Nacional aprobó recientemente dos observaciones al Presupuesto General del Estado (PGE), las que apuntan justamente a los GAD y otra para la Función Legislativa, documentos que afinan en el Ministerio de Finanzas.

Si bien Rivera, señala el diario La Hora de Ecuador, dijo que también se garantizan los recursos para la Función Legislativa, un total de US$73 millones de dólares para financiar los proyectos y el gasto permanente, se mantienen las preocupaciones.

El congresista Paco Moncayo (Movimiento Municipalista) señaló al periódico su preocupación respecto a los ingresos, el país cuenta con US$9500 millones por tributos y US$7.100 por petróleo, de los cuales US$4.500 millones son necesarios para importar derivados, restando un saldo de US$3.200 millones.

Siguiendo con este cuadro de cifras -dijo- que si se destina para sueldos más de US$7 mil millones, “significa que casi todo lo que producen los impuestos alcanza para pagar solamente salarios” y señaló al país ingresan US$18.500 millones mientras egresan US$19.800 millones, “gastamos más de lo que tenemos”.

En la misma línea, Sheznarda Fernández (Independiente) informó a La Hora, que “en lo que corresponde a transferencias para el IESS, el valor es de 442 mil millones para las pensiones, sin considerar los incrementos realizados para los que se necesitaría 751 mil millones aproximadamente, como tampoco se estarían considerando asignaciones para cubrir las atenciones médicas de los afiliados”.