Nueva York. El examen de la demandante en el caso de agresión sexual contra el ex jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, se intensificó este sábado después de más revelaciones sobre su comportamiento luego del supuesto ataque el 14 de marzo.

Un juez liberó este viernes a Strauss-Kahn del arresto domiciliario y retiró las estrictas condiciones de fianza luego que los fiscales descubrieron un patrón de mentiras en su demandante, aunque las graves acusaciones incluso la de agresión sexual e intento de violación siguen en pie contra quien se consideró una vez como candidato presidencial francés.

Un nuevo informe dice que la mujer de 32 años, empleada del hotel, habló de la posibilidad de obtener beneficios económicos por el incidente.

En una conversación telefónica con su novio, quien está detenido en una cárcel de Arizona por sospecha de poseer 180 kilogramos de marihuana, ella dijo que se podía sacar dinero de Strauss-Kahn, contó a Reuters este sábado una fuente policial cercana a la investigación.

La llamada fue grabada, y la mujer indicó a su novio que estaba bien y que no se preocupara por ella, informó la fuente.

The New York Times citó a un importante funcionario de la ley diciendo: "Ella hace comentarios del tipo 'No te preocupes, este tipo tiene mucho dinero. Sé lo que estoy haciendo'".

Este viernes, los fiscales dijeron que la acusadora mintió sobre haber sido violada en Guinea para pedir una solicitud de asilo en Estados Unidos y cambió detalles de la historia de lo que hizo después del incidente en la suite del hotel de lujo en que se alojaba Straus-Kahn.

Mientras la versión de la mujer se desacredita, la de Strauss-Kahn se ha recuperado. Algunos en Francia están hablando de un retorno político, aunque quizás no para desafiar al presidente Nicolas Sarkozy en 2012.

Los fiscales no han desestimado el caso, y los cargos por agresión sexual contra Strauss-Kahn se mantienen.

Pero las revelaciones han dejado a los fiscales intentando mantener un caso con una testigo central cuya credibilidad sería aprovechada por los abogados de la defensa de Strauss-Kahn si el caso avanzara.

Los investigadores una vez presentaron a la mujer como una musulmana devota que de inmediato informó que Strauss-Kahn, administrador de la economía mundial y miembro de la elite francesa, salió desnudo del baño y la obligó a practicarle sexo oral.

Su propio abogado salió en su defensa este viernes, y la retrató como una mujer asustada y analfabeta que sigue siendo una víctima, y con un cuerpo gravemente lastimado en el encuentro.

"La víctima aquí puede haber cometido algunos errores, pero eso no significa que ella no sea una víctima de violación", dijo Kenneth Thompson.

Tras su detención, Strauss-Kahn fue exhibido esposado ante las cámaras en un "paseo del perpetrador" que produjo indignación en Francia, donde la tradición estadounidense fue considerada una barbarie.

Con la suerte revertida una vez más, los observadores se preguntaban qué papel podría jugar en la política francesa si se retiran los cargos.