En un 5,8% se redujeron los homicidios en Honduras en 2013 con respecto al 2012. Así lo reveló este lunes el informe número 32 emitido por el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), que de igual forma maneja una cifra de 79 homicidios por cada 100 mil habitantes.

La rectora de esa institución educativa, Julieta Castellanos, dijo que los resultados han sido favorables y alentadores para la población hondureña.

Sin embargo, manifestó que no todo es bueno ya que la tasa de femicidios se encuentra en ascenso.

La funcionaria detalló que en los departamentos del sur de Honduras se ha experimentado una reducción de crímenes.

No obstante, reveló que en Atlántida, Cortés, Colón y Ocotepeque se incrementó el número de muertes respecto al 2012.

Indicó que según este último informe trabajado por el Observatorio de la Violencia, Islas de la Bahía tuvo 24 homicidios en el 2013. Además remarcó que las autoridades que rigen la seguridad en Honduras deben poner mucha atención en zonas como Cortés donde se han registrado asesinatos a personas extranjeras.

Castellanos manifestó que ese tipo de crímenes dispara mucho las alertas internacionales en el tema de turismo, "estas alertas perjudican la economía del país".

Indicó además que ante todos estos recuentos debe existir en todas las regiones de Honduras una presencia permanente de la Policía Nacional.

Lamentó que los departamentos del norte hondureño, con todo su potencial económico, siguen siendo los más golpeados por la violencia.

De igual forma dijo que son imposibles los resultados arrojados por la Secretaría de Seguridad, donde indican que los índices de homicidios se redujeron en un 20,9%.

“Es un mal mensaje que un funcionario no traslade los datos correctos porque al final nadie les cree”, dijo la rectora de la UNAH.

Explicó que durante la presentación del informe dieron a conocer cuatro mapas interactivos donde muestran las muertes violentas por cada municipio, los femicidios y las personas que son asesinadas y envueltas en sábanas, modalidad que en los últimos dos años ha tomado auge.

La funcionaria de la máxima casa de estudios de Honduras hizo un llamado a la Secretaría de Seguridad para investigar estos crímenes. Aunque señaló que existen algunos casos públicos donde la policía ha sido partícipe de actos criminales, pero que esas investigaciones no corresponden al Observatorio de la Violencia.