Una misión de varias agencias estadounidenses encabezada por José Fernández, Secretario Adjunto para Asuntos Económicos, Energéticos y Empresariales, visitará El Salvador entre el 8 y 11 de agosto.

El secretario Fernández tiene previsto sostener varias reuniones con el Secretario Técnico de la Presidencia, Alex Segovia, y los equipos respectivos para abordar dos temas principales: economía y seguridad.

La inseguridad y la baja productividad son los dos obstáculos principales que los equipos de trabajo de Estados Unidos y El Salvador detectaron para que que la nación centroamericana tuviese un crecimiento económico mayor y sostenido en el tiempo.

“Será el inicio formal de las negociaciones entre ambos gobiernos, acerca de la cooperación que brindará el gobierno norteamericano para superar los dos obstáculos que frenan el crecimiento salvadoreño. Y el 26 de agosto se firmará el Acuerdo del Asocio para el Crecimiento, que se comenzará a implementar ya en el mes de septiembre”, subrayó el Presidente Funes en su discurso del jueves 28 de julio.

El Asocio para el Crecimiento es una iniciativa de Estados Unidos para ayudar a un selecto número de países a superar las trabas que dificultan su despegue económico. Además de El Salvador, Estados Unidos impulsa este plan con Ghana y Tanzania, en África, y Filipinas, en Asia.

La visita de la familia Obama al país en marzo de este año rubricó la importancia que El Salvador tiene para la potencia del norte.

Estados Unidos tomó en cuenta cuatro criterios para incluir a estos países: La importancia estratégica, su compromiso con buenas políticas económicas y prácticas de gobernanza, que tengan potencial para crecer de forma sostenida y, por último, el compromiso para que hagan un uso eficaz de los recursos.

Conocidos los problemas que afectan al crecimiento, ambos países trabajan en conjunto en la conclusión de un plan de acción para superarlos. Ese plan incluirá compromisos de gobierno como el manejo sano de las finanzas y cambios legales como la nueva banca de desarrollo y los asocios público-privados. Con respecto a esto último, el Presidente Funes subrayó que “este anteproyecto se ha venido consultando en el seno del Consejo Económico y Social, se han hecho diversas rondas de consulta y el 16 de agosto habrá una plenaria del CES en la que se aprobará el anteproyecto, que a la semana siguiente enviaremos a la Asamblea”.

En el Asocio para el Crecimiento, Estados Unidos será una especie de “facilitador” tanto de recursos como de apoyo técnico para alcanzar esas metas de desarrollo. El apoyo decidido del país del norte es clave para que otras naciones de la comunidad internacional redoblen sus esfuerzos de inversión y cooperación con El Salvador.

Junto a esta iniciativa, El Salvador y Estados Unidos también trabajan en otros esfuerzos como la iniciativa Brigde y la posibilidad de un segundo Fomilenio.