"Algunas filtraciones son ingratas y van a provocar problemas, porque aunque estemos de acuerdo en que es un hecho muy lamentable para la diplomacia mundial, igual uno se las lee y dice 'bueno, será ilegítimo esto, pero mire lo que piensen de mí”, dijo el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Insulza dijo que, la publicación de la situación que se vivió en Haití durante 2009, sólo confirma hechos que ya eran públicos: Zelaya fue víctima de una conspiración y su sucesor de facto, Roberto Micheletti, era ilegítimo, como cita El Mercurio.

El diplomático afirmó que en ese entonces, fue la misma declaración que hizo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama