Ciudad de Panamá. El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, dijo hoy en la capital panameña que la democracia no es ya la aspiración de otros tiempos en las Américas, sino obligación de los gobiernos para promoverla y defenderla.

Insulza tocó el tema durante una conferencia con motivo de la conmemoración de los 50 años del Parlamento Latinoamericano (Parlatino), para lo cual se realizó una asamblea en la nueva sede del organismo en el sector de Amador, en la capital panameña, cerca de la entrada al Canal de Panamá por el Pacífico.

Insulza, quien realizó durante su exposición un diagnóstico sobre las fortalezas y debilidades de los sistemas democráticos en América Latina, señaló ante a más de 200 diputados del Parlatino que la obligación de defender la democracia está contemplada en el artículo primero de la Carta Democrática Interamericana.

El secretario general de la OEA consideró que en toda sociedad compleja existen opiniones y visiones distintas que deben ser escuchadas y armonizadas, con la finalidad de permitir que todas contribuyan al desarrollo de la sociedad.

"Nuestras democracias nacieron frágiles y ello se hizo evidente en la inestabilidad que adolecieron muchos gobiernos de esta nueva era democrática", afirmó.