El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, condenó este martes un letal ataque de artillería de Corea del Norte a una isla surcoreana, el cual dijo que era uno de los incidentes más serios desde el fin de la Guerra de Corea.

"El secretario general está profundamente preocupado por el aumento de tensión en la península coreana causado por el ataque de artillería de la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte) a la isla de Yeongpyeong", dijo la oficina de prensa de Naciones Unidas en un comunicado.

"El ataque fue uno de los incidente más graves desde el término de la Guerra de Corea", indicó. "El secretario general condena el ataque y pide inmediata moderación", agregó.

Corea del Norte disparó proyectiles de artillería en la isla este martes, causando la muerte a dos soldados, en uno de los mayores ataques a su vecino desde que terminó la Guerra de Corea en 1953.

El comunicado dijo que Ban, un ex ministro de Relaciones Exteriores surcoreano, insiste en que cualquier diferencia entre Corea del Norte y Corea del Sur "sea resuelta por medios pacíficos y diálogo".

Añadió que el jefe de Naciones Unidas había expresado su "suma preocupación" al embajador británico Mark Lyall Grant, presidente del Consejo de Seguridad durante el mes de noviembre.

Un diplomático del Consejo de Seguridad dijo que éste esperaba discutir sobre Corea del Norte al final de una sesión previamente programada de consultas a puertas cerradas sobre Oriente Medio el martes.

No estuvo claro si se emitiría algún comunicado tras la sesión, que simplemente podría programar otra reunión, señaló el diplomático.