Bogotá. El secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, verificó este domingo la implementación del acuerdo de paz en el departamento del Meta, situado en el centro de Colombia, como parte de su agenda en visita a Colombia, donde la víspera se reunió con el presidente Juan Manuel Santos.

Guterres, realizó un recorrido por el ETCR (Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación) de Buenavista, en donde compartió con unos 250 excombatientes de la FARC y líderes comunitarios con el fin de  constatar el proceso de reintegración a la vida civil de la exguerrilla, convertida desde septiembre de 2017 en el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).  

“La paz es la única respuesta que puede dar solución a los problemas de la pobreza, a los problemas de desarrollo y a los problemas de la igualdad y la democracia”, enfatizó Guterres ante la comunidad y los exinsurgentes.

En el recorrido acompañaron a Guterres, el presentes el jefe de la Misión de las Naciones Unidas en Colombia, Jean Arnault,  el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas, Martin Santiago, el alto consejero para el posconflicto, Rafael Pardo y el alto comisionado para la paz de Colombia, Rodrigo Rivera.

De la dirección de la FARC participan también en el intercambio Iván Márquez y Rodrigo Granda, quienes junto a los también dirigentes farianos Pablo Catatumo y Pastor Alape, sostuvieron una reunión la víspera con Guterres, ocasión en la que agradecieron el compromiso de la ONU con la construcción de la paz en Colombia.

El ETCR Buenavista fue una de las mayores zonas veredales del país, donde los exguerrilleros hicieron dejación de las armas a mediados del pasado año, en estricto cumplimiento del pacto sellado con el gobierno en La Habana.

Previo a la llegada de Guterres al lugar, Mauricio Jaramillo, integrante del Consejo Político Nacional de la FARC, destacó la importancia de la visita del diplomático portugués a Colombia, expresión del acompañamiento de la comunidad internacional al proceso de paz.

Esta visita la apreciamos profundamente, teniendo en cuenta, además, los altibajos y tropiezos de la implementación de los acuerdos, apuntó Jaramillo en entrevista a una emisora local.

Por su parte Carlos Antonio Lozada, también del Consejo Político Nacional de la FARC, destacó el significado de los ETCR, como 'espacios de construcción de paz y reflejo de nuestro cumplimento y compromiso con lo acordado'.

ONU ratifica apoyo a la paz de Colombia. La ONU ratificó este sábado su apoyo a la paz de Colombia durante el primer día de visita oficial de su secretario general.  Horas después de aterrizar en Bogotá, Guterres se dirigió a la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, donde sostuvo una amplia reunión con el presidente Juan Manuel Santos a la que también acudieron el vicepresidente Oscar Naranjo y otros funcionarios.

 Al terminar el encuentro, Guterres mostró su apoyo al proceso de paz, eje central de su visita de dos días a Colombia, pero también fue rotundo al ofrecer ayuda ante la llegada de centenares de miles de venezolanos al país.

"Quiero manifestar todo el apoyo de la ONU al Gobierno y al pueblo de Colombia en el esfuerzo humanitario de acogida a toda esta gente. Estamos en disposición incluso de movilizar otros apoyos internacionales que sean posibles", subrayó el secretario general.

 Por su parte, Santos, al referirse al asunto, declaró que "será bienvenida cualquier ayuda" frente a la llegada de venezolanos por una crisis que "tiene enormes repercusiones" tanto para Colombia como para la región.

El gobernante colombiano destacó que la ONU "puede aportar experiencia a esta crisis humanitaria".

El cariz del encuentro en el que analizaron el proceso de paz lo muestra el hecho de que también asistieron a la reunión el jefe del equipo negociador con la guerrilla del ELN, Gustavo Bell, y el alto comisionado de Paz, Guillermo Rivera así como los ministros del Interior, Guillermo Rivera; Justicia, Enrique Gil; Defensa, Luis Carlos Villegas, y la vicecanciller Patti Londoño.

El secretario general fue muy contundente al agregar que "la paz es la única respuesta que hoy puede dar solución a los problemas de la pobreza, a los problemas del desarrollo, y a los problemas de la igualdad y de la democracia".

Londoño, conocido en su época de combatiente como "Timochenko", le pidió que persevere en su apoyo al proceso de paz que vive el país.

"Le pedimos que no desfallezca en su compromiso con la paz, esperamos que su presencia en Colombia sea el impulso que hace falta para seguir construyendo una paz estable y duradera", dijo Londoño en un vídeo difundido en las redes sociales de la FARC, antigua guerrilla ya desarmada y transformada en partido político.