El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo este viernes que estaba convencido de que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, liderará la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y que espera hablar pronto con él.

Durante la campaña electoral, Trump puso en duda si Estados Unidos debería proteger a aliados que tengan menos gasto en defensa, generando temores a que pueda retirar fondos para la alianza en un momento de crecientes tensiones con Rusia.

"Confío absolutamente en que el presidente Trump mantendrá el liderazgo de Estados Unidos en la alianza", dijo Stoltenberg en una conferencia en Bruselas, donde señaló además que su equipo quería programar un diálogo telefónico con el presidente electo.

Stoltenberg añadió que explicaría a Trump que el creciente gasto en defensa en Europa era una de sus prioridades y que lo había hablado con todos los miembros de la OTAN, recibiendo apoyo de los ministros de defensa. El mayor obstáculo era convencer a los ministros de Finanzas, que tienen la llave del las arcas públicas, dijo.

"Hay que aumentar el gasto en defensa cuando crecen las tensiones", dijo Stoltenberg, mencionando como ejemplos los estados fallidos en el norte de África, la amenaza del Estado Islámico y la anexión rusa de Crimea en 2014.

"Parar los recortes y aumentar gradualmente (el gasto en defensa) para alcanzar el 2% (del PIB) es un mensaje muy sólido (...) Hemos comenzado a avanzar, aunque sigue quedando un largo trecho. Estoy seguro de que Trump hará de esto su prioridad (para la OTAN)", dijo.

La sugerencia de Trump de poner condiciones a la defensa de sus aliados occidentales parecía cuestionar la premisa central de la OTAN de que un ataque armado contra uno de sus miembros es un ataque contra todos.