Berlín. Las mujeres en Alemania tienen más oportunidades de ocupar posiciones directivas en el sector público que en grandes compañías cotizadas en la bolsa, señala un estudio realizado por la Universidad Zeppelin Friedrichshafen publicada este viernes.

En instalaciones como hospitales o empresas públicas, las mujeres representan 18% de los directivos, mientras que su representatividad en los grandes negocios de Alemania está muy rezagada. Una reciente encuesta de Ernst & Young señala que la proporción de mujeres en altas posiciones directivas en grandes compañías del país es de apenas 7,8%.

El estudio también muestra una gran diferencia regional entre estados del este y el oeste de Alemania, siendo Berlín la excepción. Alemania oriental tiene una proporción significativamente mayor de mujeres (22,5%) en sus juntas de directores y altos puestos directivos de compañías comunitarias, en comparación con 13,5% en Alemania occidental.

"Algunas ciudades proporcionan ejemplos positivos y lo han logrado, otras no. Eso también depende en gran parte de la voluntad política y de la energía del liderazgo de la ciudad", dijo el autor líder del estudio, Ulf Papenfuss, a la agencia alemana de prensa DPA.

La distribución también varía por sectores, ya que hay más mujeres trabajando en áreas como cultura, salud y servicios sociales que en transporte público, tráfico o energía. El director del estudio, Papenfuss, dijo que esto se debe a la "compatibilidad de trabajo y familia", así como a "diferentes historias laborales".