México D.F. El sector obrero y sindicalista de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados rechazaron la propuesta de reforma laboral presentada hace menos de una semana por el gobierno de Felipe Calderón y el Partido Acción Nacional (PAN).

El Informador sostuvo que los diputados de los partidos PRI, PRD, Verde Ecologista de México (PVEM), del Trabajo (PT) y Convergencia que representan a las áreas sindicales del país, se determinar no apoyar completamente la propuesta oficialista, por lo que congelarán su análisis en las comisiones parlamentarias.

Los líderes obreros y sindicales formarán un comité técnico que redacte una propuesta alternativa, que integre los consensos posibles.

Así lo dejaron en claro los líderes del Congreso del Trabajo, Isaías González y la Unión Nacional de Trabajadores, Francisco Hernández, que puntualizaron que la reforma laboral no seguirá su trámite legislativo en San Lázaro, pues la rechazan de principio a fin.

Expresaron que la iniciativa “no camina, no tiene futuro porque ya encontró rechazo absoluto de las organizaciones sindicales, de las diputaciones tanto del PRI como del PRD, PT, Convergencia y el PVEM.

Más conciliador fue el coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas Gutiérrez, quien dijo que si bien el país requiere una reforma laboral para impulsar la competitividad y la productividad, advirtió que los cambios “no pueden ir en contra de los derechos de los trabajadores”, dijo La Crónica.

Señaló que “nosotros, en el PRI, estamos por vigilar que no haya ningún atentado contra las conquistas laborales de los trabajadores mexicanos” y anunció que la iniciativa será sometida “a un riguroso estudio”.