La Paz. El Jiliri Apu Mallku del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), Sergio Hinojosa, pidió este lunes al presidente boliviano, Evo Morales, una audiencia para que éste explique los motivos por los que ratificó a dos ministros observados por este sector.

“El presidente tiene que entender el mandato que tenemos. Volveremos a pedir la renuncia de Sacha Llorenti y Luis Arce, no vamos a retroceder. Si Evo Morales no nos escucha nos pondremos en estado de emergencia y auspiciaremos la revocatoria de mandato del vicepresidente (Álvaro García)”, amenazó Hinojosa.

La misma posición asumió el reelecto presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Celestino Condori, quien culpó a García y a cuatro ministros de ser los responsables de los “errores económicos” del gobierno.

“La cabeza de esa élite palaciega es Álvaro García Linera; de ahí que nosotros concluimos que con su capitalismo andino él mueve los hilos detrás del trono”, arremetió Condori, señalando también a los ministros Sacha Llorenti, Óscar Coca, Carlos Romero y Luis Arce como “responsables de la crisis política y económica del país”.

El presidente Evo Morales conservó la estructura de su gabinete. Ratificó a 17 ministros, entre ellos, Llorenti, Arce, Coca, Romero y Achacollo, los más observados por los sectores sociales. También removió a tres de sus colaboradores y en reemplazo de ellos incluyó a José Gutiérrez en la cartera de Hidrocarburos, a Ana Morales en Desarrollo Productivo y a Julieta Monje en Medio Ambiente y Agua.

Sobre el tema, el dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Rodolfo Machaca, denunció que Morales no escuchó los pedidos del sector campesino. “Tal parece que el Presidente no escucha a su pueblo, existen observaciones y no nos escuchó”, protestó.

Pedido. El dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), Nicanor Baltasar, pidió a los ministros ratificados un “baño de humildad” con el fin de coordinar labores con los sectores.

“La mayor parte del gabinete fue ratificado, pese al descontento en muchos sectores. Pedimos que las autoridades ratificadas tengan un baño de humildad para trabajar con las organizaciones sociales, sin excluir a nadie y para que la gestión del presidente (Evo) Morales tenga mejor coordinación y no exista más equivocaciones”, afirmó Baltasar, según ANF.

Por su parte, la secretaria general de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas “Bartolina Sisa”, Felipa Huanca, admitió que hay descontento en su sector por la ratificación de los ministros cuestionados.

“Cada organización tiene sus evaluaciones. Los ministros presentan un compromiso con el pueblo, eso evaluamos. Es verdad que algunos ministros estaban cuestionados y ahora esperamos que trabajen, pero si no nos escuchan lo veremos posteriormente”, advirtió Huanca.

Apoyando la decisión de Morales, el presidente de la Cámara de Diputados, Héctor Arce (MAS) afirmó que el cambio de tres ministros fortalecerá la producción y la economía del país. “Saludamos y respaldamos su criterio. Hay cambios importantes en las áreas que ameritaban un cambio. Respaldamos la determinación que en uso de sus facultades tuvo el Presidente”, dijo.

El jefe de bancada del MAS en Diputados, Edwin Tupa, prometió que los ministerios trabajarán en coordinación con los sectores sociales.

Divorcio. El jefe de bancada de Convergencia en Diputados, Osney Martínez, afirmó que “el cambio de ministros nos muestra un claro divorcio entre el presidente y los sectores, pese a que dicen que este es un Gobierno que gobierna con el pueblo”, protestó.