San José. Sectores sociales y sindicales de Costa Rica entregaron al presidente electo del país, Luis Guillermo Solís, una propuesta que contiene acciones para lograr una "economía social solidaria" en el mandato que asumirá el 8 de mayo.

El documento fue entregado a Solís por el secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), Albino Vargas, en representación de diversos sindicatos y organizaciones de la sociedad civil.

"Dentro de la propuesta entregada tenemos las 10 medidas para comenzar a ordenar la Caja Costarricense del Seguro Social, también está todo lo que tiene que ver con el fomento productivo y economía social", expresó Vargas a los periodistas.

Asimismo, agregó que se le pide a Solís que levante el veto a la Reforma Procesal Laboral, el cual fue interpuesto por la presidenta, Laura Chinchilla, ya que consideró que esa iniciativa legaliza las huelgas en servicios básicos como los de la salud.

Los sectores sociales también proponen a Solís establecer un "fondo solidario para personas físicas trabajadoras altamente endeudadas", fortalecer el Concejo Nacional de Producción (CNP), que brinda apoyo a la agricultura, además de acciones para combatir el déficit fiscal, entre otras iniciativas.

Por su parte, el presidente electo comentó que comparte las preocupaciones de los sectores sociales y que "veremos como hacemos para cumplir con muchas de estas cosas".

"El país debe recuperar la solidaridad, el sentido de equidad que en alguna oportunidad tuvo y que no tuvo que haber perdido", dijo.

Solís afirmó que no existe contradicción entre solidaridad y producción, así como tampoco entre la generación de riqueza y una distribución justa de la misma.

"Se pudieron haber hecho cosas a lo largo de las últimas décadas que impidieran que se deteriorara tanto el sentido de inclusión que fue la base de la nacionalidad costarricense durante mucho tiempo", expresó.

El presidente electo explicó que lograr mayor solidaridad e inclusión, de la mano con la producción, se trata de un proceso en el que deben "integrarse gradualmente los factores sociales, económicos y políticos".

Luis Guillermo Solís se convertirá en presidente el próximo jueves, cuando suceda en el poder a Laura Chinchilla, la primera mujer en ejercer el cargo en la historia del país centroamericano.