Producto de intensos bombardeos al  campamento militar en que se encontraba, el jefe militar de las FARC, Mono Jojoy, falleció entre la noche de este miércoles y la madrugada de este jueves, asertando el gobierno colombiano un duro golpe al grupo guerrillero.  

En una operación conjunta entre la Policía Nacional, el Ejército Nacional de Colombia y la Fuerza Aérea se logró de dar de baja al líder guerrillero Jorge Briceño Suárez, el verdadero nombre de ‘Mono Jojoy'.

Del bombardeo, sobre el sector de La Escalera en La Macarena, se encargó la Fuerza Aérea, la inteligencia fue obra de la Policía y la Armada Nacional y la séptima brigada del Ejército Nacional dio el apoyo táctico en tierra.

Unos 400 efectivos apoyados por 25 helicópteros y 30 aviones atacaron desde la madrugada del miércoles un campamento donde se refugiaba Briceño cerca al municipio de La Macarena, en el departamento del Meta, una zona selvática y montañosa donde aún tienen mucha presencia las fuerzas rebeldes.

Mientras, las fuerzas guerrilleras sufrieron al menos 20 bajas producto del ataque, que comenzó en la mañana del miércoles y se prolongó durante todo ese día.  

Inmenso honor. En el reporte que el ministro de Defensa dio en público al Presidente Juan Manuel Santos, Rodrigo Rivera dijo que era “un inmenso honor darle este parte de victoria en la operación  'Sodoma' que se realizó ayer (miércoles) y hoy (jueves) en la madriguera de las FARC en La Macarena”.

“Le podemos confirmar llegamos a la madre de todos los campamentos de las FARC, de más de 300 metros con un bunker en concreto, con túneles de escape. Dimos el golpe más contundente contra el hombre más odiado de Colombia ´Victor Suarez, alias Mono Jojoy`”, agregó el ministro.

“Ayer (miércoles) tuvimos nueve combates durante el día. Quiero destacar el estricto compromiso del deber de los altos oficiales que pudieron manejar con discreción la muerte en combate de este cabecilla”, dijo Rivera.

Apoyo clave. Fuentes del Ejército indicaron que el apoyo de un informante fue definitivo para lograr la baja del Mono Jojoy, a quien se le recuerda porque él y su hermano pusieron los alambres a los secuestrados.

Mientras, se habla de al menos 29 bombardeos aéros continuos  sobre la zona en que se encontraba el líder guerrillero y que le produjeron la muerte. 

Perfil. Considerado como un líder del ala dura del movimiento guerrillero, era un opositor a cualquier negociación de paz o cualquier tipo de acercamiento con las autoridades colombianas. Fue también el artífice de una serie de victorias  militares del grupo guerrillero durante la década de 1990 que tuvieron a las Farc a menos de 40 kilómetros de la capital colombiana, Bogotá.

Con información de El Espectador y Reuters.