El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto revisarán las prioridades de la administración nacional sobre dónde aplicar la asistencia de la Iniciativa Mérida.

En el marco de la reunión que sostendrán ambos mandatarios, funcionarios de alto nivel estadounidenses informaron que en este espacio abordarán el tema de la cooperación en materia de seguridad.

Detallaron que desde la llegada de Enrique Peña Nieto a su cargo, la administración estadounidense ha cooperado con México a solicitud y mediante las prioridades de la administración mexicana.

“Hemos sido muy claros en nuestras conversaciones sobre dónde la administración de Peña Nieto siente que es útil aplicar la asistencia de la Iniciativa Mérida”, dijo un funcionario que pidió el anonimato, y abundó que este tema será abordado en la reunión de ambos presidentes.

Asimismo, refirieron que, a tono con los acuerdos de cooperación que tiene EE.UU. con México en materia de seguridad, se revisará también la coordinación entre ambas naciones para el reforzamiento de las instituciones.

De igual forma, el presidente Obama y el presidente Peña Nieto intercambiarán puntos de vista sobre el Estado de Derecho, paz y justicia; elementos necesarios para lograr crecimiento inclusivo y oportunidades. De igual manera, serán abordados los esfuerzos del mandatario mexicano para incrementar la seguridad ciudadana y reforzar el sistema de justicia; “áreas importantes en las que queremos trabajar con México para una Norteamérica a salvo y segura”.

En conferencia vía telefónica, reiteraron la exigencia estadounidense en relación a llevar ante la justicia a los involucrados en la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa el pasado mes de septiembre, como resultado de una investigación transparente.

A su vez, explicaron que reconocen los pasos que está tomando el gobierno federal para llevar a cabo esta pesquisa, incluyendo el arresto de más de 70 personas relacionadas con el delito.

Los funcionarios, quienes solicitaron mantenerse en anonimato, precisaron que en paralelo se revisará el estado que guarda el diálogo económico de alto nivel, cuya agenda está dividida en seis áreas: asociación para liderazgo global; agenda de comercio internacional; promoción de bordes fronterizos modernos; desarrollo de fuerza laboral, educación e innovación, así como cooperación regulatoria entre México y Estados Unidos.

Asimismo, informaron que otros de los temas a revisar serán el sector energético; migración, y un nuevo acercamiento de México y EU con Cuba, para crear nuevas oportunidades de trabajo y reforzar los principios de la democracia en la isla.