Buenos Aires. Los senadores Luis Naideno de Cambiemos y Miguel Pichetto del peronismo acordaron agilizar el tratamiento del proyecto para legalizar el aborto, aprobado este jueves por la Cámara de Diputados, para convertirlo en ley antes de septiembre.

Apenas sancionada la iniciativa en la Cámara baja, tanto Naideno como Pichetto declararon que la propuesta debe recibir "rápido" aval del Senado, una cámara tradicionalmente considerada más conservadora donde sólo 17 senadores -de 72 que integran el cuerpo- se manifestaron a favor de la legalización.

Otros 27 senadores de distintas bancadas expresaron su oposición al proyecto y 28 prefirieron no definir en público qué posición adoptarán en una eventual votación, de acuerdo a un sondeo efectuado por Télam.

El jefe de los senadores del ocialismo, que había promovido hace dos meses la posibilidad de llamar a una consulta popular para que sea la sociedad la que se manifieste sobre el aborto, declaró este jueves que votará a favor y que, si bien respetará la "diversidad" que existe en las posturas de su bloque, abogará por avanzar con la norma.

Cristina Fernández de Kirchner también se sumó a la posición a favor de la legalización del aborto, que anticipó el bloque del Frente para la Victoria en la Cámara alta.

Cristina Fernández de Kirchner también se sumó a la posición a favor de la legalización del aborto, que anticipó el bloque del Frente para la Victoria en la Cámara alta.

En su cuenta de Twitter, la senadora compartió el comunicado del bloque en el que el FpV anuncia su apoyo al proyecto que obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados. "El bloque de Senadoras y Senadores del FPV-PJ informa que, en su totalidad, votará a favor de la media sanción de Diputados, atendiendo una demanda de la sociedad que se ha expresado masivamente", dijo.

La ex presidenta y senadora nacional anticipó su posición, que muestra un giro en su postura contraria al aborto, que mantuvo a lo largo de sus ocho años de gobierno.

Este jueves la Cámara de Diputados argentina aprobó, tras casi 23 horas de debate, la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14, y trasladó la discusión a la Cámara de Senadores para que analice la iniciativa y, eventualmente, la transforme en ley.

El texto aprobado despenaliza cualquier aborto hasta la semana 14 de gestación -y no solo en los actuales supuestos por violación y peligro de salud de la madre-, y establece que si la gestante es menor de 16 años, se debe realizar con su consentimiento.

*Con información de Télam y El Clarín.