Buenos Aires. La Cámara de Senadores de Argentina comenzó a tratar este miércoles un proyecto de la oposición para elevar las jubilaciones que ya fue sancionado por la Cámara de Diputados hace un mes y que, según el gobierno, dañaría las finanzas públicas en caso de ser aprobado.

La iniciativa busca elevar la jubilación más baja al 82% del salario mínimo vigente, lo que favorecería a más de cinco millones de jubilados que cobran 1.046,5 pesos (US$261) mensuales.

Actualmente el salario mínimo es de 1.740 pesos (US$440).

"Si se aplica el 82% móvil en las jubilaciones se generará un gasto adicional de por lo menos 40.088 millones (de pesos, equivalentes a US$10.150 millones) sólo para el 2011", dijo a través de Twitter Diego Bossio, director ejecutivo de la Anses, el ente estatal que administra las jubilaciones y pensiones.

Si el proyecto es aprobado, el haber jubilatorio mínimo pasaría a 1.426,8 pesos mensuales (US$361).

Según la propuesta aprobada por la Cámara de Diputados, el monto adicional se financiaría con el superávit de la Anses y excedentes de la recaudación de impuestos.

El gobierno asegura que el proyecto atenta contra las finanzas públicas y ha insinuado que podría vetar la ley en caso de ser aprobada, mientras que políticos opositores consideran que existen recursos suficientes para financiar el incremento.