El Senado convocará a la ministra de Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo, para que informe sobre la situación del Fondo Indígena y las denuncias de obras fantasma por 71 millones de bolivianos (cerca de US$10 millones). Paralelamente, el directorio de la institución, formado por organizaciones campesino-indígenas, fue convocado para el martes 24 en la ciudad de La Paz para trabajar en una reestructuración.

El presidente del Senado, Alberto Gonzáles, anunció esta mañana que la bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) decidió interpelar a la Ministra tras conocer el informe de la Contraloría General que detectó irregularidades en el manejo de los recursos económicos destinados a proyectos de desarrollo productivo y social en el área rural.

“En los próximos días la ministra Achacollo va a estar compareciendo en la Asamblea (Senado) para explicar qué es lo que ha pasado, qué ocurrió y porqué ha pasado todo esto. Vendrá la Ministra a hacer los descargos respectivos y a explicarnos qué ocurrió”, explicó el senador de las filas del oficialismo.

El numeral 18 del artículo 158 de la Constitución Política del Estado establece que los ministros interpelados pueden ser censurados por dos tercios de los miembros del Legislativo. La censura implicará la destitución del ministro.

La Contraloría detectó, tras una primera fase de auditoría, un daño económico al Estado por Bs 71 millones en 153 proyectos que nunca llegaron a ejecutarse. Otros 100 proyectos que recibieron Bs 74,6 millones no cerraron de manera formal su labor, por lo que no se tiene constancia de su ejecución, y 169 proyectos no tienen el “cierre” correspondiente, pese a que recibieron el 100% de los recursos: Bs 132 millones.

Achacollo informó, según la estatal Patria Nueva,  que para el martes fueron convocados los miembros del Directorio del Fondo para empezar la reestructuración de la institución responsable de canalizar los recursos provenientes de parte del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). La reunión será en La Paz y fueron citados los representantes de las ocho organizaciones.

Las representaciones corresponden a la Confederación de Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), los Interculturales, la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), representantes étnicos del Beni y de Santa Cruz.

Gonzáles informó que el presidente Evo Morales reiteró este jueves, en reunión con jefes de bancada del Legislativo, que no permitirá proteger a ninguno de los involucrados en los hechos de corrupción. “Nadie va a ser salvado de responder por dineros malversados, de pronto robados, eso tiene que terminar en la Justicia”, advirtió el presidente del Senado.

El informe de responsabilidades de la Contraloría recae en los ex directores del Fondo Elvira Parra, Daniel Zapata y Marco Antonio Aramayo (2010-2013), aunque también a beneficiarios y representantes legales y los responsables de las comisiones de administración y ejecución de proyectos.

Entre los involucrados están la candidata a la Gobernación de La Paz por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Felipa Huanca, y los senadores oficialistas Jorge Choque y Felipa Merino, quienes figuran como representantes de una parte de los 153  proyectos fantasma.

El presidente del Senado anunció que también deberá encararse un proceso de reestructuración del Fondo para mejorar la fiscalización.