El Senado de Chile aprobó la noche de este martes, por unanimidad, el proyecto que cambia la fecha de las elecciones presidenciales.

La iniciativa ahora pasará a la Cámara de Diputados, donde será votada en tercer trámite legislativo. 

El ministro Secretario General de la Presidencia, Cristián Larroulet, destacó la importancia de la aprobación del proyecto, ya que “permitirá a más personas participar del sistema electoral, un hecho esencial para desarrollar una democracia madura y participativa”.

El secretario de Estado destacó que esta es la primera reforma constitucional aprobada durante el gobierno del presidente Sebastián Piñera y el primer proyecto que se aprueba del paquete de reformas políticas que impulsa el gobierno.

La iniciativa legal fija la primera vuelta de las elecciones presidenciales para el tercer domingo de noviembre y la eventual segunda vuelta cuatro semanas después, resguardando que los días de votaciones no se vean afectados por los feriados del 8 de diciembre y 25 de diciembre. 

El objetivo central del proyecto es evitar que la segunda vuelta de la elección presidencial se lleve a cabo en el mes de enero para asegurar así una mayor participación y que además no se vea afectado el período de vacaciones de los chilenos y, por consiguiente, el turismo nacional.

En ese sentido, el ministro Larroulet recordó que, según estudios recientes, el porcentaje de votantes tiende a descender levemente en la segunda vuelta presidencial respecto de la primera, por el hecho de que los comicios se celebran cuando un número importante de chilenos se encuentra de vacaciones. De esa forma, en la última elección presidencial votaron 20 mil personas menos.