El Senado chileno se pronunció este lunes (16.01.2017) a favor de legislar el proyecto de ley sobre la despenalización del aborto por tres causales: inviabilidad fetal, peligro de vida para la mujer y embarazo por violación.

Este proyecto de ley, una de las promesas de campaña de la presidenta Michelle Bachelet, superó así su segundo trámite constitucional, después de varios meses de análisis en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia, conformada por cinco miembros.

Tres de los miembros de esa comisión votaron esta tarde de lunes a favor: los senadores Jorge Pizarro, Alfonso de Urresti y Felipe Harboe, todos de la coalición de Gobierno. Mientras, los legisladores del opositor Chile Vamos, Alberto Espina y Hernán Larraín, votaron en contra.

"Ya era hora". A la sala de la comisión de Salud del Senado donde se llevó a cabo el debate fueron invitadas la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Claudia Pascual y la ministra portavoz de Gobierno, Paula Narváez.

La ministra Narváez dijo a los periodistas que este proyecto es un asunto que tiene una alta adhesión por parte de la opinión pública y enfatizó que la iniciativa "no impone nada a nadie, sino que se hace cargo de una realidad al despenalizar la interrupción del embarazo en esas tres situaciones puntuales".

Por su parte, el senador Felipe Harboe, del Partido por la Democracia (PPD), señaló que "ya era hora que en Chile democrático discutiéramos en serio sobre la interrupción del embarazo".

En tanto, Hernán Larraín, de la ultraconservadora Unión Demócrata Independiente (UDI), dijo que "este es un mal proyecto porque es contrario a la Constitución", por lo cual deberá ser revisado por el Tribunal Constitucional.