Santiago. El Senado chileno aprobó la ley que buscará impedir la obesidad infantil y juvenil a través del rotulado y la publicidad de los alimentos con altos contenidos en grasas , azúcares y sodio.

La propuesta fue aprobada, de manera transversal, por 26 senadores y una abstención.

Sin embargo, los legisladores esperan el veto presidencial sobre los artículos relativos a la prohibición del comercio de alimentos poco nutritivos dentro de establecimientos educativos, como el control de la publicidad de fórmulas lácteas que sustituyan a la leche materna.

El ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, adelantó que el gobierno acogerá el perfeccionamiento de los dichos apartados a través del veto presidencial, sostuvo el medio oficial, La Nación.

La medida incluye el aumento de las actividades físicas en las escuelas, la limitación de la publicidad de "comida chatarra", y la rotulación de las grasas, azúcares y nivel de sodio de los alimentos envasados.

Ahora corresponderá a la Comisión Mixta de la Cámara Baja que someta a discusión el documento.

Los porcentaje de la obesidad de Chile son uno de los más altos de América Latina. Se estima que cerca del 67% de la población chilena tiene problemas de sobrepeso u obesidad.