Sao Paulo. La votación final del Senado en el juicio político contra la suspendida presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se llevaría a cabo el 20 de agosto, un día antes del a ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, dijo el miércoles el presidente de la cámara, Renan Calheiros.

Los primeros Juegos Olímpicos que se celebrarán en Sudamérica comenzarán el 5 de agosto en medio de un clima de agitación política, la preocupación por un brote del virus de Zika y la más profunda recesión en Brasil desde la década de 1930.

Los medios brasileños habían especulado con que el juicio a Rousseff, acusada de incumplir normas presupuestarias, podría concluir en medio de los Juegos.

El Senado de Brasil decidió el 12 de mayo iniciar un juicio contra Rousseff y se espera que una comisión, que ha estado escuchando a testigos, presente sus conclusiones el 9 de agosto.

Sondeos de periódicos entre senadores sugieren que Rousseff probablemente sea encontrada culpable, por lo que debería dejar el cargo de forma definitiva.

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, necesita confirmar la expulsión de Rousseff lo más rápido posible para lograr la legitimidad que requiere para tomar las duras medidas que a su juicio son necesarias para recuperar la economía local.