El Senado chileno continuaba en la mañana de este viernes sesionando tras más de 20 horas de deliberaciones para aprobar el presupuesto de 2012, mientras dirigentes estudiantiles mantuvieron una vigilia durante toda la noche a la espera de la votación de las partidas dedicadas a la educación.

Los dirigentes de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) se presentaron en el Parlamento, en Valparaíso, 120 kilómetros al oeste de Santiago, para seguir de cerca el debate por el presupuesto luego de participar el jueves en diversas marchas que culminaron con algunos choques con carabineros, en las que reiteraron su reclamo de educación gratuita y de mejor calidad.

Los legisladores tuvieron que valerse de tazas de caldo para resistir la extensa jornada y reponer fuerzas durante la madrugada, comentó Jaime Quintana, del opositor Partido por la Democracia (PDD), según recogió ANSA.

Ya se han aprobada 20 de las 25 partidas, pero resta educación, por la que el movimiento social se ha movilizado durante siete meses para exigir gratuidad y fortalecimiento del rol del Estado.