Ciudad de México. El Senado mexicano exhortó este miércoles al Gobierno a suspender la cooperación bilateral con Estados Unidos en materia de migración y lucha contra la delincuencia organizada, poco después de que el presidente Donald Trump ordenó desplegar la Guardia Nacional en la frontera sur de su país.

La moción, aprobada en pleno y de manera unánime por senadores de todos los grupos parlamentarios, fue enviada a la secretaría de Gobernación, aunque no es vinculante según las leyes mexicanas. En ella también exige a Trump que respete al pueblo de México.

"Esta debe ser nuestra postura mientras no cese el trato hostil e irrespetuoso que ha prevalecido por parte del presidente Donald Trump hacia México y los mexicanos", dijo la senadora Laura Rojas, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, durante su presentación en el Senado.

Tras la decisión de Trump, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, habló con la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Kristjen Nielsen, sobre el despliegue de tropas de la Guardia Nacional estadounidense en la frontera.

El candidato de izquierda que lidera las encuestas de cara a las elecciones presidenciales de julio, Andrés Manuel López Obrador, también aprovechó la oportunidad para criticar el anuncio de Trump. "No a la militarización de la frontera, ni al muro; sí al respeto mutuo y a la cooperación para el desarrollo", dijo en su cuenta de la red social Twitter.

Nielsen aseguró que la Guardia Nacional solamente realizará labores de apoyo al Departamento de Seguridad y que las tropas no portarán armas, ni realizarán funciones de control migratorio o aduanero.

En su pronunciamiento, los senadores destacaron que rechazan "categóricamente la intención del presidente Donald Trump de militarizar la frontera con México y considera dicha acción como un agravio más".

Poco después de que fue publicada la posición del Senado, la cancillería dijo que "en todas las comunicaciones sobre la materia, el gobierno de México ha expresado al gobierno de Estados Unidos que, si el anuncio de despliegue de la Guardia Nacional se tradujera en una militarización de la frontera, ello dañaría gravemente la relación bilateral".

El candidato de izquierda que lidera las encuestas de cara a las elecciones presidenciales de julio, Andrés Manuel López Obrador, también aprovechó la oportunidad para criticar el anuncio de Trump. "No a la militarización de la frontera, ni al muro; sí al respeto mutuo y a la cooperación para el desarrollo", dijo en su cuenta de la red social Twitter.

Por su parte, el abanderado por el partido gobernante PRI, José Antonio Meade, instó a los candidatos presidenciales a unirse en defensa de la soberanía nacional. "Hago un llamado a todas las fuerzas políticas para externar de manera unánime nuestra más firme condena a este tipo de agresiones", dijo en su cuenta en Twitter.