El Senado mexicano aprobó una reforma para ampliar la protección a los periodistas y evitar la impunidad en las agresiones contra este sector, en el que se registraron 70 homicidios en los últimos 12 años.

El pleno de la Cámara Alta, por unanimidad, sancionó este jueves a última hora enmiendas que aumentan las causas para que el gobierno federal intervenga en delitos que se cometan en contra de los trabajadores de prensa.

Cristina Díaz, presidente de la Comisión de Gobernación, señaló que entre otras cosas se reformaron el Código Penal, el Código de Procedimientos Penales y la Ley Orgánica de Fiscalía General.

Las nuevas normativas beneficiarán a reporteros, editorialistas, fotógrafos, camarógrafos y editores, entre otros, reprodujo un despacho de Ansa.

El gobierno federal juzgará aquellos delitos donde se "ponga en riesgo real la vida o integridad" de los periodistas, o cuando los actos contra este gremio impacten en el ejercicio al derecho de la información o a las libertades de expresión o imprenta.

Darío Ramírez, director de Artículo 19, organización que defiende la libertad de expresión, informó días atrás que 70 periodistas han sido asesinados en el país en los últimos 12 años.

La mayoría de los casos (45) ocurrieron en ciudades donde las autoridades mexicanas reportan la presencia de bandas del narcotráfico.