Ciudad de México, Excelsior.com.mx. Luego del asesinato del diputado federal Gabriel Gómez Michel, el presidente de la Cámara de Senadores, Luis Miguel Barbosa, afirmó que si bien los legisladores no requieren en este momento “guardias especiales”, no se debe bajar la guardia ante el crimen y es necesario reforzar la seguridad para todos los ciudadanos.

"Siempre debe haber seguridad, siempre debe haber toda la prevención para que un servidor público, como cualquier ciudadano, tenga la seguridad que requiera, siempre. No sugeriría yo guardias especiales para cada servidor público incluyendo los que sean legisladores o no”, puntualizó.

El legislador del PRD condenó el homicidio del diputado federal del PRI y puntualizó que la seguridad sigue siendo un tema pendiente en la agenda del país. “Cada mexicano, mexicana, necesita seguridad; creo que lo que pasó es muy lamentable y debe esclarecerse”, dijo.

Barbosa rechazó haber recibido amenazas del crimen organizado, y admitió que por ahora ningún otro senador le ha hecho manifiesto el haber recibido hostigamiento por parte del hampa o temer por su integridad física.

“No me han dicho nada y a mí nunca me han amenazado; segurísimo, segurísimo”, insistió.

Durante la Conferencia Nacional de Legisladoras y Legisladores contra la Trata de Personas, el presidente del Senado urgió a la Cámara de Diputados a aprobar la ley en la materia, que está “congelada” en San Lázaro, pese a que ya ha sido aprobada en la Cámara Alta.

“Un compromiso, este periodo tendrá que haber Ley contra la Trata de Personas en el Congreso mexicano; es un compromiso que asume el Senado y hará la labor política necesaria para que ello ocurra”, puntualizó Barbosa Huerta.