México DF. Los senadores de México aprobaron el miércoles una reforma política que incluye candidaturas independientes y la reelección consecutiva de legisladores, pero algunos la ven limitada por dejar fuera temas clave como la segunda vuelta electoral.

El proyecto, que podría no ser avalado pronto por los diputados por el poco tiempo que resta del periodo legislativo, otorga al presidente la facultad de presentar cada año dos iniciativas que deben ser discutidas por el Congreso y hacer observaciones al presupuesto federal que aprueba la Cámara baja.

"Es una herramienta directa para que el presidente pueda incidir en las agendas legislativas y reclamar del Congreso definiciones sobre temas torales", dijo el senador Pedro Joaquín Coldwell, del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI).

La reforma establece el derecho de ciudadanos a proponer nuevas leyes y la consulta popular.

Pero dejó fuera propuestas que hizo el presidente Felipe Calderón desde diciembre del 2009, como la reducción de asientos en el Congreso, criticado por gastar grandes cantidades de dinero en sueldos para legisladores y perder mucho tiempo sin aprobar reformas.

Tampoco incluyó la segunda vuelta para las elecciones presidenciales, luego de que el mandatario ganara los comicios del 2006 con una ventaja de menos de un punto porcentual. El apretado resultado provocó ruidosas protestas de la izquierda que denunció un supuesto fraude electoral.

"Ciertamente hay otros muchos temas de reforma política que quedan pendientes, hay temas donde no alcanzamos acuerdos los grupos parlamentarios pero no podemos estar discutiendo indefinidamente", dijo Coldwell.

El senador rechazó que esta reforma sea "light", como han dicho algunos analistas y legisladores que les hubiera gustado que el proyecto incluyera más temas, como la ratificación del gabinete, entre otros.

La reforma, que también debe ser avalada por más de la mitad de los 31 congresos estatales, precisa qué funcionarios tomarían las riendas del país en caso de que falte el presidente e incluye la ratificación de los jefes de órganos reguladores por parte del Senado.

El periodo actual del Congreso termina el 30 de abril.