El senador Fulvio Rossi declaró públicamente por primera vez desde que fue atacado este miércoles al interior de su comando en el sector Cavancha de Iquique. En ese contexto, afirmó que insistirá en regular el tema migratorio ilegal y que el temor se está apoderando de la región de Tarapacá.

“Lo que pasa es que toda la información de lo que hice y no hice ese día se la entregué al Ministerio Público, Policia de Investigaciones y Carabineros de Chile”, indicó al salir de la clínica.

“No quiero contribuir a que se generen confusiones en ese sentido. Toda la información yo ya la he entregado”, añadió.

“Cuando uno plantea propuestas para regular el tema migratorio, es tildado de xenófobo. En circunstancias en que la gente de Tarapacá sabe que es un problema el descontrol absoluto”, fundamentó el senador que va a la reelección.

En esa línea, acusó que “están ingresando, lamentablemente, personas de Colombia que tienen prontuario policial, que son parte del crimen organizado y organizan redes que tienen atemorizada a la población. Iquique es la ciudad con más temor”.

Al ser consultado por su estado de salud, indicó que el escáner salió bien, pero que “el parte médico establece un par de heridas cortopunzantes abdominales. No fueron penetrantes, afortunadamente, yo rechacé el ataque en su minuto”.

Al ser consultado por las declaraciones de Hugo Gutiérrez, que deslizó un posible autoatentado, Rossi sostuvo que hace tiempo no habla de él, que no pierde su tiempo.