Como un escenario nada de positivo ve el presidente de Renovación Nacional (RN), Carlos Larraín, la conformación de movimientos extra partidarios que en el Congreso pueden influir en que se aprueben reformas a la Constitución “perniciosas” que afectarán de lleno a la sociedad chilena.

Para el senador, la renuncia de militantes de su tienda le hace un flaco favor a la institucionalidad de Chile, ya que en el caso de los dimitidos diputados Karla Rubilar, Pedro Browne y Joaquín Godoy, éstos podrían respaldar modificaciones que permitan incluso legalizar el aborto.

“Quienes están renunciando a RN, además, con algunos otros apoyos que hasta el momento esconden la mano, harán posibles los cambios constitucionales más perniciosos que busca parte de izquierda, aborto incluido. En suma, cuartear a la derecha tendrá muy malas consecuencias para la sociedad”, señaló el jefe de RN a El Mercurio.}

Sistema electoral. Respecto a cómo se modifica el mapa político en el Parlamento con tres cupos menos para Renovación Nacional que finalmente se convierten en un nuevo referente de nombre Amplitud integrando la Cámara Baja, el legislador sostuvo que es “grave” porque los parlamentarios disidentes también posibilitarán la conformación de un sistema electoral distinto al equilibrio que planteaba el acuerdo que alcanzó su partido con la DC y que no vio la luz porque la administración del presidente Sebastián Piñera y la UDI se opusieron.

“Lo realmente grave es que ahora que obtuvieron sus cupos, este grupo impulsará un sistema electoral rigurosamente proporcional, muy distinto al que impulsamos con la Democracia Cristiana y que fue bloqueado por el gobierno saliente”.

Importancia de los partidos. Larraín enfatizó que el tema de fondo es la vigencia de los partidos como chasis del sistema republicano, con los defectos que se conocen, “pero infinitamente superiores a los movimientos agrupados en torno a individuos, al modo argentino. Fueron ellos los grandes actores políticos, las Fuerzas Armadas también contribuyeron para asegurar la transición y la gobernabilidad de Chile, nuestro verdadero cariño”.

A la luz de los hechos y de la crisis que han provocado, el senador no dudó en enviar sus dardos a la administración de Piñera.

“Entiendo mejor el relente anti-RN de muchos que nos exigen apoyo irrestricto a la hora de votar, pero nunca permitieron que nada bueno viniera de los partidos. Todo por el gobierno, nada fuera del gobierno. ¿Ecos de Italia? Los partidos son asociaciones voluntarias frágiles que no pueden competir con un gobierno".

Finalmente remató diciendo que la posición del jefe de Estado ha sido esa permanentemente ya que, “me viene a la memoria la recomendación de Sebastián Piñera a Mauricio Macri (jefe del gobierno de Buenos Aires): No organices un partido, mucho mejor un movimiento”.

* Lea además en Nación.cl Rodrigo Salinas relanza ácido cómic “La isla del No” en Nación.cl