Bogotá. La senadora liberal de Colombia, Piedad Córdoba, emitió un comunicado luego de que la Procuraduría la destituyera y la inhabilitara para ejercer cargos públicos durante los próximos 18 años.

De acuerdo con Córdoba, "la investigación disciplinaria adelantada por el señor Procurador no tiene respaldo probatorio, mérito jurídico alguno y menos aún valor moral y ético. Quien temerariamente me acusa y me sanciona se encuentra seriamente cuestionado por sus actuaciones contra los derechos de la mujer; la población LGBT; las operaciones ilegales del DAS; la absolución, desestimando pruebas válidas en el caso de la llamada “Yidis Política”, razón por la cual (en este último caso) se encuentra investigado por la Corte Suprema de Justicia".

Según la congresista, la decisión del procurador Ordóñez deja en evidencia la persecución política que hay en su contra. Señaló que ello "ha implicado grandes lesiones a mi integridad personal y familiar, como mi secuestro, posterior exilio con mis hijos e hija, los atentados contra mi vida, las operaciones ilegales de interceptación y seguimiento de público conocimiento las cuales deberían ser la preocupación real de la Procuraduría General de la Nación".

Finalmente, la congresista agradeció el apoyo recibido y anunció medidas judiciales. "Mis abogados se pronunciarán sobre los aspectos jurídicos de forma y de fondo, ya que no puede ser este otro caso en que la Justicia quede en entredicho y al servicio de intereses ajenos a su necesaria imparcialidad", dijo.

“La negra Piedad es una colombiana íntegra, una latinoamericana integral", dijo Hugo Chávez.

Reacción de Chávez. Por su parte, el presidente venezolano, Hugo Chávez, expresó este lunes que está “absolutamente seguro” de la inocencia de Piedad Córdoba, al tildar de “infamia” que a la senadora se le acuse de “colaborar” con las FARC.

“Yo estoy absolutamente seguro de que Piedad Córdoba es inocente de cualquier señalamiento que se le haga de cooperación, no quiero ni hablar de terrorismo, no, cooperación, con la guerrilla colombiana”, declaró Chávez en rueda de prensa con corresponsales extranjeros acreditados en Caracas.

El presidente venezolano denegó pronunciarse “sobre las razones” que llevaron a la Procuraduría a actuar contra Córdoba para evitar inmiscuirse en asuntos internos de Colombia, pero expresó que “lo que sí” debía decir era que lamentaba “mucho” la situación porque conoce las intenciones humanitarias de la senadora.

“Lo que sí quiero decir y debo decir (...) porque soy un hombre vertical y soy amigo de Piedad Córdoba (es que) si algo ama Piedad Córdoba es la paz (...) ella ama más y anhela más la paz de Colombia que yo, por supuesto”, aseveró.

Chávez subrayó que cree “que es una infamia” la denuncia contra la senadora porque, argumentó, “esa mujer ha arriesgado su vida, lo he visto”, por la paz de su país. “La negra Piedad es una colombiana íntegra, una latinoamericana integral, una mujer en todo el sentido de la palabra, valiente, un ser humano” que “arriesgando la vida” se adentró en la selva para colaborar en la liberación de secuestrados por la guerrilla. “Y lo logró. ¿Cuántos no recuperaron su libertad?”, preguntó Chávez.