El intercambio humanitario es la fórmula que posibilitaría, según la senadora colombiana Piedad Córdoba, la liberación de los 20 uniformados colombianos que aún quedan en manos de las FARC.

De acuerdo con la senadora liberal, una vez sean liberados los militares Josué Daniel Calvo y Pablo Emilio Moncayo, en Colombia, quienes serían entregados este sábado, se abre una nueva etapa de negociación.

Tras calificar como un "acto de buena voluntad" las liberaciones que empezarán este fin de semana en el sur del país, la congresista dijo que las FARC quieren diálogo sin despejes.

Según explicó, el objetivo es que voceros del gobierno y del grupo guerrillero se sienten a hablar. Sería, acorde a su explicación, entre el Alto Comisionado para la Paz y tres comandantes insurgentes, en la zona que el Ejecutivo determine.

Córdoba, en declaraciones a Pregunta Yamid, dijo que sí ve posible el intercambio humanitario en lo que resta del gobierno del presidente Álvaro Uribe. Al respecto, enfatizó en que el primer mandatario decidió no hablarle más, situación que, aseguró, no discutirá para no convertirlo en una "telenovela".

Finalmente, la congresista dijo que no sabe a ciencia cierta de qué murió en 2006 el mayor de la Policía Juan Ernesto Guevara, cuyos despojos mortales las FARC anunciaron su entrega junto a la liberación de Moncayo y Calvo.

Córdoba agregó que aún la señalan bastante, con insultos de personas que la tildan de ser terrorista o vocera política de los guerrilleros.