Ciudad de México. Mariana Gómez del Campo entró, como siempre, al salón de plenos del Senado. Pasó lista y salió un momento a dar una conferencia de prensa, pero cuando regresó, comenzó a sacar unas playeras azules.

Hillary for President 2016 se podía leer, con una franja de estrellas y barras de la bandera de Estados Unidos. Se la puso e invitó a sus compañeros a hacer lo mismo. Los perredistas Dolores Padierna y Zoé Robledo fueron los primeros en aceptar la invitación; con ellos se acercó la priista Hilda Flores Escalera.

Se generó un pequeño alboroto en el pleno, que ayer registró un ausentismo de 42 de sus integrantes; es decir, la tercera parte se ausentó.

Se tomaron fotografías y Dolores Padierna subió a la tribuna a hablar en apoyo de las reformas a la Ley General de Víctimas, ataviada con esa sudadera, para mostrar al pleno que para ella, Hillary Clinton debe ser la sucesora de Barack Obama.

Mientras, el líder de los priistas, Emilio Gamboa, y los panistas Javier Lozano y Marcela Torres Peimbert también se pusieron la playera para tomarse una fotografía.

“No se trata de una intromisión a decisiones internas de otro país”, explicó Mariana Gómez del Campo, quien aclaró que ya tiene varias semanas que los senadores mexicanos han hecho activismo para llamar al voto de los connacionales en Estados Unidos; y esta es una manifestación en lo individual de los senadores, no se trata de una posición del Senado como institución, que es respetuosa de la vida interna de las naciones.

Sin especificar quién, la senadora panista sólo explicó que las playeras se las regalaron y ella tomó la decisión de llevarlas al Senado, para que sus compañeros que estuvieran de acuerdo en hacer llamados al voto de los latinos en Estados Unidos se la pusieran, sin afán de intervenir.

En efecto, los senadores han realizado diferentes actividades en los últimos meses para llamar a los mexicanos radicados en Estados Unidos a emitir su voto, acercarles información sobre Donald Trump y la forma en que su política puede dañar las relaciones bilaterales.

De hecho, el tema de las elecciones en Estados Unidos fue recurrente en la comparecencia de la canciller Claudia Ruiz Massieu, el pasado jueves ante el pleno; todas las fuerzas políticas hicieron referencia a las consecuencias que puede tener para México el triunfo de Trump.