El debut de la boleta única electrónica (BUE) se produjo con éxito este domingo en la ciudad de Buenos Aires, donde, apenas dos horas después de cerrada la elección, se conocía el 90% de los votos.

Esta agencia recorrió, en una jornada de frío, los puestos de votación, donde constató la velocidad del procedimiento.

"Tardé no más de 10 minutos, porque la gente estaba en tema", contó a Xinhua Verónica Brekle, en el día de su cumpleaños 39, quien sufragó en la mesa 1296 de la escuela José Federico Moreno, en la calle Humberto I.

Buenos Aires es el cuarto distrito electoral del país, con 2 millones 549.050 electores habilitados a sufragar.

En la escuela irlandesa St. Brendan's, en el barrio de Belgrano, las filas de votantes avanzaron con velocidad: "La gente vino preparada, se nota que repasó cómo votar y eso simplificó las cosas", dijo a esta agencia el presidente de la mesa 6101, en el segundo piso del establecimiento.

Días atrás, TrialPanel, una empresa de investigación de mercado, realizó un sondeo sobre las elecciones y la modalidad del voto electrónico, encuesta que reveló que el 80 por ciento de los residentes de la Ciudad estaba de acuerdo con este nuevo sistema.

A la hora de consultar por la confiabilidad del sistema BUE, las respuestas estuvieron repartidas: 45% de los entrevistados consideró que será confiable, mientras que el 40% dijo no saberlo.

Además, el 44% de los encuestados dijo haber practicado en un simulador el voto electrónico, y un 55% de los votantes sostuvo que les llevará más tiempo del habitual.

El sistema de boleta electrónica fue puesto a prueba también por el Tribunal de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, que no detectó anomalías, ante un planteo de una agrupación opositora, que pidió una auditoría, según reveló a la prensa el presidente del máximo tribunal de la alcaldía, Luis Lozano.

"En los últimos días hubo un planteo de la agrupación ECO pidiendo verificar el procedimiento del voto electrónico. Hicimos lugar a la petición y se montó un operativo del que participó un secretario del tribunal, un auditor externo experto en Ciencias Exactas y fiscales informáticos de Eco y del Frente para la Victoria que también participó", señaló el juez a la agencia local de noticias DyN.

A poco de cerrados los comicios, el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Guillermo Montenegro, prometió un escrutinio rápido, porque "la carga de datos es automática, sin intermediarios".

"El sistema fue muy bien aceptado por la gente. El 94% de las personas no tuvieron problemas con el sistema. Es una prueba muy importante para el sistema político en cuanto a un cambio importante que debía tener", aseguró el funcionario.

Por su parte, el candidato oficialista en la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, del centroderechista partido PRO, declaró ante la prensa que "muchas personas me dijeron que lo vieron muy simple. Algunas incluso lo habían probado en una mesa ubicada en la entrada".

Desde el otro costado del espectro ideológico, el izquierdista y también aspirante a jefe de gobierno por Autodeterminación y Libertad (AyL), Luis Zamora, manifestó que el voto electrónico "es un mecanismo muy sencillo".

Los principales candidatos este domingo son Horacio Rodríguez Larreta, actual jefe de Gabinete del alcalde Mauricio Macri, que sumaba el 45,62 por ciento de las adhesiones; Martín Lousteau, execonomista del gobierno nacional, ahora distanciado de la presidenta Cristina Fernández, y Mariano Recalde, del Frente para la Victoria, el partido de la jefa de Estado.

Además, se presentan el mencionado Luis Zamora y la abogada Myriam Bregman, ambos representantes de opciones de izquierda.

En el distrito se elegían además 30 legisladores locales y 105 representantes de las 15 comunas en las que está dividida la capital argentina.