El presidente de República Dominicana, Danilo Medina, parecía encaminado a ganar la reelección en base a los resultados parciales del domingo por la noche, que indicaban que el crecimiento económico y los proyectos sociales inclinaron a los votantes a su favor a pesar de acusaciones de corrupción.

Según un recuento del 18% de los centros de votación de la nación caribeña, la coalición de Medina ganaba con el 62% de los votos, un margen que si se mantiene sería suficiente para evitar una segunda vuelta en junio.

Su rival más cercano, el empresario Luis Abinader, tenía el 35% de los votos en los resultados parciales, una señal de que los dominicanos no están dispuestos a abandonar a Medina por unas promesas de mayor gasto social y lucha contra el crimen.

Los seis candidatos restantes combinados tenían aproximadamente el 3% de los sufragios, incluyendo las dos primeras mujeres que postulan a la presidencia de República Dominicana.

Pese a que Medina aún no ha declarado su victoria, una caravana de sus partidarios condujo a través de la capital el domingo por la noche, haciendo sonar música de reggaetón a todo volumen en una celebración de su aparente triunfo.