Ocho regiones en Perú son consideradas como puntos rojos de corrupción y concentran el 53,08% de los casos vinculados a dicho delito en el país, informó el procurador anticorrupción, Christian Salas.

Precisó que a julio pasado, Lima registra más casos con 3,159; seguido por Junín con 1,486, Áncash 1,442; Ayacucho 1,286; San Martín 1,184; Arequipa 1,140; Ucayali 1,060; y La Libertad 1,001.

"La identificación de los denominados puntos rojos sirve para enfocar nuestros esfuerzos y estrategias especiales frente a los niveles de corrupción", indicó en declaraciones a la Agencia Andina.

Esta información, agregó, ayudó a identificar a los tipos penales de peculado (41,17%), colusión (12,52%), malversación de fondos (6,71%) y cohecho pasivo propio (5,54%) como los delitos más frecuentes.

De acuerdo con Salas, contar con datos desde inicios de año permitió diseñar una estrategia para enfrentar los casos y plantear intervenciones de la Procuraduría en regiones y no centrarse solo en Lima.

"Los hechos nos dan la razón con casos como los de Áncash, donde pudimos encaminar el caso 'la centralita' que vincula a altos funcionarios de esta región, y también intervenir en otras regiones", recordó.

En total, detalló Salas, la Procuraduría Anticorrupción afronta a la fecha 22.153 casos en el territorio nacional.