La Haya. Ratko Mladic está en un hospital penitenciario en La Haya pero comparecerá el viernes ante el Tribunal de Crímenes de Guerra para la Antigua Yugoslavia por cargos de genocidio, tal como estaba previsto, dijo el jueves su abogado designado por la corte.

Aleksandar Aleksic, un destacado abogado de Belgrado designado este jueves por el tribunal para representar al ex comandante serbobosnio de 69 años, dijo que se había reunido con su cliente en una habitación de hospital apartada para los acusados de La Haya.

Aleksic dijo a Reuters que Mladic "no ha recibido un cuidado apropiado de su salud durante años y su condición no es buena".

La corte dijo que la supervisión médica es un procedimiento de rutina.

"Es procedimiento habitual del Tribunal llevar a cabo pruebas médicas, incluyendo análisis, durante los primeros días de la llegada de un acusado a la unidad de detención", señaló la corte en un comunicado.

"Por tanto, no hay nada fuera de lo habitual en el hecho de que Mladic esté en una instalación médica en la prisión donde puedan llevarse a cabo esas pruebas. En este punto, nada indica que no vaya a comparecer en la sala del tribunal", añadió.

Como informó la prensa serbia tras su captura el jueves, Mladic perdió el uso de una mano debido a un accidente cerebrovascular sufrido hace años. Pero el abogado aclaró que el acusado está capacitado mentalmente y responde bien.

Comparecerá ante el tribunal el viernes por la mañana para responder por el cargo más grave, el genocidio por la masacre en 1995 de Srebrenica cuando 8.000 hombres musulmanes fueron asesinados y el asedio de 43 meses de Sarajevo de 1992 a 1995 en el que murieron 12.000 personas.

"Será transferido al centro de detención mañana. Está en el hospital de una prisión que tiene dos habitaciones para detenidos de la ONU", dijo Aleksic.

Mladic tiene una habitación para él con un pequeño patio trasero donde puede caminar y ha estado llamando a su familia, agregó el abogado.

"Mañana pediré que se le realicen exámenes médicos adicionales. Aún no he recibido sus registros médicos desde Belgrado", añadió.

El viernes, Mladic tendrá la oportunidad en su primera audiencia de hablar en público sobre su salud y las condiciones de detención.

PROBABLE APLAZAMIENTO

Medios serbios dijeron que es poco probable que Mladic se declare culpable o inocente el viernes. Bajo las leyes del tribunal de crímenes de guerra, el acusado puede postergar esa instancia por 30 días, confirmó una portavoz de la corte.

El general fue arrestado la semana pasada en un pueblo serbio, casi 16 años después de su acusación. La mayor parte de ese tiempo logró vivir de forma discreta pero segura en Belgrado, confiando en simpatizantes leales que lo consideran un héroe de la guerra de Bosnia.

Pero a medida que aumentaba la presión a Serbia para arrestarlo y extraditarlo o renunciar a formar parte de la Unión Europea, la red de apoyo a Mladic se redujo y el ex comandante se vio forzado a adentrarse más en la clandestinidad para evitar su captura.

Ahora está detenido en el mismo complejo que su alter ego político, el presidente serbobosnio en tiempos de guerra Radovan Karadzic, que fue la última gran figura capturada en el 2008 y está en juicio desde octubre del 2009.

Karadzic también inició su proceso legal postergando su declaración ante los jueces del tribunal por un plazo de 30 días.

Un abogado de Belgrado que representó a Mladic en la semana posterior a su arresto, pero que no pudo impedir la extradición en base a su mala salud, dijo el jueves que el general fue tratado por cáncer en el 2009.

La ministra de Justicia serbia, Snezana Malovic, y el fiscal adjunto de crímenes de guerra Bruno Vekaric desestimaron la alegación de cáncer.

En La Haya, una portavoz del tribunal repitió la respuesta de funcionarios de alto cargo el miércoles a las preguntas sobre la salud de Mladic: la corte no comenta los temas de salud de los acusados a menos que ellos planteen la cuestión de forma expresa.

Los abogados de Mladic y Karadzic dijeron que posiblemente ambos se reúnan en los próximos días para discutir la posibilidad de que sus casos sean relacionados, ya sea a pedido de ellos o de los fiscales del tribunal.

El Tribunal Internacional para la Antigua Yugoslavia, creado en 1993, tiene previsto finalizar sus tareas en el 2014. Ha sido criticado por los prolongados procedimientos, por lo cual probablemente evitará cualquier medida que complique la finalización de sus últimos dos grandes casos.

Militar de carrera, Mladic fue bautizado como "el carnicero de los Balcanes" tras la campaña en la guerra de Bosnia para conquistar territorio para los serbios tras el colapso de la federación yugoslava de seis repúblicas dominada por serbios.

Los nacionalistas serbios creen que Mladic sencillamente defendió la nación y que no fue peor que los comandantes de los ejércitos de Croacia y Bosnia.

El fiscal jefe Serge Brammertz dijo el miércoles que Mladic usó su poder para cometer atrocidades que desmembraron a una nación y destruyeron comunidades.

Su captura llegó "muy tarde pero no demasiado tarde" para hacer justicia, dijo Brammertz.