Madrid. En España se considera que el grupo separatista ETA está utilizando Venezuela para realizar un repliegue técnico.

Así, si bien la organización sigue usando Francia para intentar reorganizar su aparato logístico y militar,
Venezuela se ha convertido en un terreno que les resulta favorable, según informa el sitio web español 20 minutos.

Según el medio -que cita fuentes de la lucha antiterrorista española- los servicios de inteligencia del país europeo tienen fichados en Venezuela a 50 etarras, de los cuales 17 ya tienen la nacionalidad venezolana o permisos de residencia.

De ese número, tres han caído: dos porque murieron y otro -Lorenzo Ayestarán- porque fue detenido en febrero de 2010 en Francia junto al entonces jefe militar de ETA, Ibon Gogeaskoetxea.

En la lista que manejan los servicios antiterroristas, tres nombres destacan: Arturo Cubillas, cuya extradición pide la justicia española; Ignacio Olaskoaga Mújica e Ignacio Domínguez Achalandabaso.

Tanto Cubillas como Domínguez están acusados de adiestrar al comando Imanol en el verano de 2008 en Venezuela.

Los etarras han bautizado a Venezuela como Urano y Andrés.

La mayoría de los integrantes de ETA que vivirían en Venezuela, residen en Caracas o en los estados de Sucre, Solopó y Falcón.