Delegados de 76 países evalúan este lunes en Ginebra la situación de los derechos humanos y el estado de la libertad de expresión en Ecuador, en la reunión de la Organización Naciones Unidas (ONU).

El Estado responde esta mañana desde tres perspectivas: la del Gobierno ecuatoriano, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), que funciona en Quito, y la sociedad civil, en este grupo participa la ONG Fundamedios.

El delegado de Etiopía aprecia trabajo en derechos humanitarios y pide explicar reformas judiciales. Por su parte, el la de Estonia dijo que el sistema judicial todavía queda por ajustar y que hay excesos en sectores policiales y militares. Agregó que Alarma la censura en el tema de la libertad de expresión y sugiere acciones en examen de derechos humanos.

El delegado de Egipto sugirió revisar leyes nacionales en consonancia con los derechos internacionales.

Bolivia pidió, aclarar las políticas y acciones en disminución de la pobreza y destaca otros logros. El de Camboya resaltó los programas públicos y eliminación de la violencia contra la mujer y erradicación de trabajo infantil.

El delegado de Venezuela destacó los esfuerzos para erradicar el trabajo infantil y atención a personas con discapacidad; mientras que el de Brasil, hizo énfasis en la reducción de pobreza y protección del gasto social, así como en el apoyo a derechos de los discapacitados.

Intervención del vicepresidente. El vicepresidente Lenin Moreno inició la exposición, destacando la Constitución y el buen vivir, hizo una breve evaluación con cifras de crecimientos de acceso a la educación y de la salud.

Además, enfatizó los avances en sector de discapacidades con inclusión laboral, educativa, cultural y deportiva.

Indicó que han fomentado participación ciudadana, pues se han conformado veedurías ciudadanas; además, que se está erradicando la violencia de genero, especialmente para mujeres y niños. Y se han implementado medidas para evitar discriminación a los GLBT.

Señaló que se logró duplicar la recaudación de impuestos y destinarlos a la obra social, y los pobres mejoraron sus ingresos en un 56% con relación a los ricos.

Fernando Alvarado, secretario de Comunicación, dijo que en Ecuador no existe ni un solo periodista detenido, contrario a lo que se ha indicado. Las políticas del gobierno están encaminado a la perfección del periodismo, señaló.

La ministra de justicia, Johanna Pesantez, indicó que en el nuevo Código Penal el desacato ya no existe, que se lo ha eliminado.

Señaló que se atiende al sistema carcelario y que el presupuesto es de US$200 millones.

El canciller Ricardo Patiño dijo que Ecuador ha cumplido a cabalidad todas recomendaciones de la ONU y que hay detalles que se procesan. Agregó que el viernes el gobierno estará en capacidad de responder a nuevas observaciones que haga el organismo internacional.

La delegación del Gobierno ecuatoriano, que expondrá ante los reunidos en la ONU, está conformada por el vicepresidente Lenin Moreno, la ministra de Justicia, Johana Pesántez; el canciller Ricardo Patiño y una docena de funcionarios públicos que llegaron ayer a Ginebra para asistir, además, a una sesión internacional.