Buenos Aires. El ex presidente  de la Cámara de la Construcción de Argentina y dueño de Esuco, Carlos Wagner, se entregó a la justicia un día después de que el juez Claudio Bonadio ordenara su detención por el caso de corrupción que contempla el pago de sobornos millonarios durante la gestión de los Kirchner.

Con Wagner -uno de los empresarios más emblemáticos de la obra pública de Kirchner- la lista de los empresarios detenidos llega a siete, y restan otros dos sobre los que se dictó orden de captura por la causa que investiga un circuito de coimas que involucra además al extinto Ministerio de Planificación.

Hasta este miércoles en la noche permanecían detenidos los empresarios Gerardo Ferreyra (Electroingeniería), Javier Sánchez Caballero (IECSA), Jorge Neira (Electroingeniería), Armando Roberto Loson (Grupo Albanesi), Carlos Mundin (BTU), Carlos Wagner (Esuco) y Claudio Glazman.

Las autoridades han librado orden de captura contra rancisco Valenti (Pescarmona) y Juan Carlos Goycochea (ex Isolux); este último se comunicó con la Justicia y dijo que se entregará cuando termine de esquiar en sus vacaciones de invierno. 

Al grupo de empresarios se les investiga por un entramado de sobornos que, según el fiscal Carlos Stornelli, constituye una gran "asociación ilícita" en donde la ex presidenta Cristina Fernandez de Kirchner, el ex ministro Julio De Vido y su mano derecha, Roberto Baratta, aparecen como organizadores.

Al grupo de empresarios se les investiga por un entramado de sobornos que, según el fiscal Carlos Stornelli, constituye una gran "asociación ilícita" en donde la ex presidenta Cristina Fernandez de Kirchner, el ex ministro Julio De Vido y su mano derecha, Roberto Baratta, aparecen como organizadores.

Por esta causa, la ex presidenta argentina fue citada a declarar por un juez federal para el próximo 13 de agosto. la ex mandataria no ha hecho un pronunciamiento pública acerca de este caso.

La causa se inició tras una investigación del diario "La Nación", en la que se indagó sobre presunto pago de millonarios sobornos en dólares en efectivo por parte de empresarios a miembros del anterior gobierno.

Según los periodistas encargados de la investigación, Diego Cabot, Candela Ini y Santiago Nasra, el ex chofer de Baratta, Oscar Centeno, registró en un cuaderno durante más de 10 años los viajes que debió hacer para recoger bolsos con dinero que era llevado a la residencia presidencial o al departamento particular del matrimonio Kirchner en esta ciudad. 

*Con información de Clarín y Xinhua.