Lima. Cientos de personas marcharon el viernes en Perú para demandar un indulto para el encarcelado ex presidente Alberto Fujimori, de 77 años y quien purga una condena de 25 años de prisión por abusos a los derechos humanos en su década de gobierno.

Los manifestantes, que cargaron pancartas alusivas a libertad de Fujimori, marcharon por algunas calles de Lima para pedir el indulto al presidente electo Pedro Pablo Kuczynski, que asumirá un mandato de cinco años el 28 de julio.

"Fujimori Libertad", gritaban los manifestantes, en su mayoría vestidos con camisetas blancas.

El indulto o la libertad de Fujimori será un tema recurrente en el futuro Gobierno de Kuczynski, que ganó las elecciones a Keiko Fujimori -la hija mayor del ex presidente- pero obtuvo una minoría de representantes en el Congreso unicameral.

Fujimori obtuvo 73 de los 130 miembros del parlamento.

"Señor Kuczynski, por favor el pueblo le pide de todo corazón deje en libertad a Alberto Fujimori", afirmó Mavela Alcala, una manifestante que sostenía una bandera peruana.

"Estamos apoyando (la marcha), es la injusticia más grande que ha ocurrido en nuestro país la cárcel de Fujimori", dijo por su parte Ruth Castro, otra manifestante con un foto de Fujimori en el pecho.

Un testigo de Reuters dijo que al menos 1.000 personas marcharon a favor del ex mandatario, frente a los miles que participaron hace unos meses para rechazar la candidatura de la hija de Fujimori durante las elecciones.

Kuczynski, de 77 años, se mostró durante la campaña electoral en contra del indulto para el ex mandatario, aunque dejó abierta la posibilidad de que Fujimori pueda cumplir su condena bajo arresto domiciliario, si es que el próximo Congreso formula y aprueba una ley que lo permita.

"Que hagan lo que quieran, yo creo en la libertad, si ellos piden el indulto tienen pleno derecho de hacerlo", señaló Kuczynski a periodistas sobre la marcha. "Yo he presentado otra fórmula distinta que no admite el perdón de la condena que es el indulto; sino el arresto domiciliario que es otra cosa", dijo.

Fujimori, que está preso desde el 2007 en una base policial de Lima, sufre de hipertensión arterial y ha sido operado hasta en cinco ocasiones en la lengua por lesiones cancerígenas.

En el 2013, el presidente Ollanta Humala rechazó un pedido de indulto humanitario para Fujimori presentada por sus hijos.