Las primeras reacciones de la oposición, en caliente, apuntaron a considerar el “retiro” de Tabaré Vázquez de la política como algo poco creíble. Mientras tanto, lo primero que hizo el Frente Amplio luego de ser sacudido por la noticia fue iniciar gestiones para que deje sin efecto su decisión.

Sin embargo, los que sueñan con ponerse la banda presidencial o ver a uno de los suyos hacerlo el 1 de marzo de 2015 llegaron a sonreir.

Es que luego de las constantes señales que Vázquez dio acerca de su intención de volver a postularse a la presidencia, el ex mandatario es un adversario difícil de vencer. Terminó su mandato con una popularidad de 80%, un nivel inédito en Uruguay, y por esa razón es respetado por la oposición de cara a una elección.

Pero más allá de lo que pueden llegar a interpretar los partidos tradicionales, el partido también se juega en la interna del Frente Amplio y algunos grupos pueden intentar posicionarse en caso de que la movida política de Vázquez termine sin él como uno de los candidatos. Cuando se prenden los micrófonos, todos declaran que Vázquez es la figura política con más peso en la coalición de izquierda y auguran que será el postulante oficialista que buscará lograr un tercer gobierno frenteamplista.

Sin embargo, hay sectores a los que le seduce la idea de pelear por la candidatura y uno de ellos es el Movimiento de Participación Popular (MPP).

Aunque el actual mandatario, José Mujica, es el ex líder de esa agrupación, algunos dirigentes están pensando en que la primera dama y senadora Lucía Topolansky puede ser la candidata del Frente Amplio en 2014, según contaron a El Observador fuentes políticas. Aunque ese asunto es conversado en reserva y negado públicamente, está en la agenda del sector. De hecho, este jueves, luego de conocido el comunicado de Vázquez, hubo llamados a renovar la coalición.

“De repente es una buena oportunidad para pensar en una renovación de liderazgos en el FA”, dijo la senadora Constanza Moreira en declaraciones a El Espectador. Moreira es analista política pero integra el Espacio 609 y es cercana a Topolanksy.

El miércoles, al otro día de la actividad en la que Vázquez reveló que pidió ayuda al presidente de Estados Unidos, George Bush, ante un eventual conflicto bélico con Argentina, las críticas más intensas llegaron desde el MPP, de la mano de Topolanksy y el senador Ernesto Agazzi. Este jueves, ninguno de los dos quiso hablar.

La oportunidad de Astori. Si el cese de la actividad política de Vázquez es definitivo y no está en carrera para 2014, otro sector que intentará hacer fuerza para meter a uno de los suyos es el astorismo. El vicepresidente Danilo Astori militó en filas del Frente Amplio desde su fundación y disputó dos internas: una contra Vázquez y otra contra Mujica.

En ambos casos fue derrotado pero los sectores cercanos a su figura agrupados en el Frente Líber Seregni (FLS) ven que ahora se abre una nueva posibilidad.

En cada intervención pública en la que ha sido consultado sobre la posibilidad de ir pensando en 2014, Astori niega que maneje un plazo tan largo. Este jueves, el vicepresidente dijo sentirse “dolido” y opinó que sería bueno que haya una rectificación por parte de Vázquez. Si la decisión del ex presidente se mantiene, varios asoman la cabeza para hacerse ver en 2014.