La Paz, EFE. La Central Obrera Boliviana (COB) aceptó una propuesta del gobierno de Evo Morales a su demanda de mejores pensiones de jubilación y dará una tregua de 30 días para discutir un acuerdo definitivo, informó hoy una fuente sindical.

Los dirigentes de la mayor entidad sindical resolvieron anoche suspender las protestas que realizaban desde hace 16 días y aceptar la nueva propuesta del gobierno, que responde a cuatro de seis demandas planteadas en torno al conflicto por las pensiones de jubilación, dijo a Efe un dirigente de la COB, Adolfo Montoya.

"Estamos hablando de cuatro puntos importantes. Uno de ellos es que se ha abierto la revisión de la ley de pensiones a través de un estudio matemático", resaltó Montoya.

Agregó que "el diálogo ya concluyó" y en los próximos 30 días se efectuará un "trabajo técnico" para hacer los cambios a la ley.

En las dos semanas pasadas, los sindicatos afiliados a la COB realizaron manifestaciones y bloqueos de carreteras para exigir al Ejecutivo que los trabajadores cobren al jubilarse el 100% de su sueldo, y no el 70% como establece la ley de Pensiones.

Los dirigentes de la Central Obrera fueron duramente criticados por el presidente Morales, que les acusó de estar fraguando un golpe de Estado en su contra y convocó a los sectores sociales que le son leales a movilizarse para "defender la democracia".

Las autoridades alcanzaron el lunes en La Paz un acuerdo con los trabajadores de la mina estatal Huanuni, que aceptaron jubilarse con el 70% de una media de sus últimos 24 salarios, pero lograron además que se reduzcan sus años de aportaciones de 35 a 30.

Los mineros de Huanuni, que fueron uno de los grupos que más presión ejerció en las protestas sindicales, paralizaron la mina durante 14 días, con una pérdida diaria de medio millón de dólares.

Los dirigentes de la Central Obrera fueron duramente criticados por el presidente Morales, que les acusó de estar fraguando un golpe de Estado en su contra y convocó a los sectores sociales que le son leales a movilizarse para "defender la democracia".

Montoya rechazó hoy tales acusaciones y aseguró que sus movilizaciones fueron solamente para lograr "mejores condiciones de vida" para los trabajadores.

Pese a que la COB ha decidido cesar sus protestas, las organizaciones de campesinos, indígenas y productores de hoja de coca leales al gobierno ratificaron hoy que este jueves realizarán una protesta en La Paz para expresar apoyo al mandatario y en defensa del "proceso de cambio" que lidera Morales.