París. El líder de un sindicato francés convocó este jueves a una huelga "masiva" para la próxima semana contra las reformas al sistema de pensiones que han provocado las mayores y más sostenidas protestas contra medidas de austeridad en Europa.

El gobierno del presidente Nicolas Sarkozy, decidido a hacer frente a los sindicatos y a elevar la edad de jubilación, se enfrenta a paros en las refinerías y bloqueos al suministro de combustibles que amenazan con paralizar el país.

La policía acudió este jueves a desbloquear el aeropuerto de Marsella después de que cientos de trabajadores de las refinerías en huelga cortaran los accesos a primera hora.

Alrededor de una cuarta parte de las gasolineras no tenían combustible, según dijo el ministro de Industria, Christian Estrosi, que agregó que se había desbloqueado un depósito de combustible durante la noche, lo que deja a 14 de 200 todavía bloqueados.

Los líderes sindicales se reunirán este jueves por la tarde para planear su próximo movimiento. En declaraciones a la radio RMC, Bernard Thibault, líder del poderoso sindicato CGT, convocó a un nuevo día de protestas para la semana que viene.

"El gobierno sigue siendo intransigente. Necesitamos seguir con acciones masivas a partir de la próxima semana", dijo Thibault. "Pediremos a los sindicatos acciones más contundentes que permitirán a la gente dejar de trabajar y salir a las calles", agregó.

Las importaciones de combustible en Francia han alcanzado máximos récord mientras el gobierno intenta superar el bloqueo del mayor puerto petrolero de Francia, el de Marsella, donde 51 buques petroleros aguardan en la costa, y la escasez causada por las huelgas en las 12 refinerías del país.

Sarkozy se ha negado a dar marcha atrás en el proyecto de ley para elevar la edad mínima de jubilación de 60 a 62 años, y quiere aprobar la reforma para fines de mes. El presidente, cuya popularidad está en mínimos, dice que las medidas son necesarias para recortar el déficit de las pensiones y reducir la deuda.

"No es fácil, pero es necesaria", declaró el ministro de Trabajo, Eric Woerth.

La votación de la reforma en el Senado, que como muy pronto podría celebrarse este viernes, ha hecho que los sindicatos aumenten la presión.

"El gobierno francés está siguiendo el ejemplo económico anglosajón", afirmó Jean-Claude Mailly, dirigente del sindicato radical Force Ouvriere.

Manifestaciones de estudiantes. Los estudiantes, que temen que las reformas empeorarán el desempleo juvenil, planeaban protestas en todo el país.

Un portavoz de Air France-KLM dijo que las huelgas le estaban costando a la aerolínea 5 millones de euros diarios.

Las protestas están empezando a afectar al turismo y los eventos culturales antes de las vacaciones de mitad de trimestre que comienzan este fin de semana, mientras los viajeros reconsideran sus planes.

El actor ganador de un Oscar Tim Robbins y su banda cancelaron una gira de presentación en París, y la diva del pop Lady Gaga pospuso sus conciertos en la capital francesa.

Los senadores de la posición han estado retrasando la aprobación de la ley presentando cientos de enmiendas. Este miércoles pidieron la suspensión del debate y abrir una nueva ronda de diálogo, pero parece poco probable que el gobierno de centroderecha ceda a la petición.

Las protestas han sido pacíficas excepto por algunos actos vandálicos esporádicos en Lyon y en el suburbio parisino de Nanterre, donde hubo enfrentamientos entre jóvenes y brigadas de policías antidisturbios el miércoles.

El ministerio del Interior ha dicho que 245 personas fueron arrestadas, elevando el total hasta casi 2.000 desde el 12 de octubre.