Beirut. El presidente de Siria, Bashar al-Assad, que combate una revuelta de 11 meses contra su gobierno, ordenó la celebración de un referéndum sobre una nueva Constitución el 26 de febrero, reportó el miércoles la cadena de televisión estatal.

El presidente, bajo la fuerte presión de las protestas en rechazo a las cuatro décadas en el poder de la familia Assad y de una creciente insurgencia armada, prometió el año pasado aplicar reformas pero también envió sus tropas a bombardear zonas rebeldes.

"El presidente Assad ha emitido un decreto a fin de celebrar un referéndum el 26 de este mes para un borrador de Constitución de la República Arabe Siria", dijo el canal público.

El 2011, el gobernante de 46 años levantó un Estado de emergencia y prometió celebrar elecciones legislativas "multipartidistas" en febrero, además de redactar una nueva Constitución y someterla a votación popular.

Realizar un referéndum participativo será difícil puesto que varias partes del país están sumidas en la revuelta y rodeadas por tropas y tanques, con las comunicaciones casi completamente interrumpidas.

Distritos en manos de la oposición en Homs, el corazón del levantamiento, han sufrido 13 días de bombardeos sostenidos.

La televisión siria dijo que el borrador de Constitución permitiría al presidente ser electo por dos periodos de siete años. La actual Carta Magna no estipula cuántos mandatos de siete años puede ejercer un gobernante.

El fallecido padre de Assad, Hafez al-Assad, fue presidente por 26 años y Bashar ha gobernado desde su muerte hace 11 años.

El nuevo borrador también establece un sistema de partidos pluralista.

"El sistema político del Estado estará basado en un principio de pluralidad política y la democracia será ejercida a través de las urnas", agregó la televisión siria.