A poco más de dos años de creado el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), aún quedan pendientes legislativos en el Senado de la República que, de no existir un periodo extraordinario, comenzarían a revisarse hasta septiembre.

El 27 de mayo se cumplió el segundo aniversario de la aprobación de este sistema, y aún sigue pendiente el nombramiento del primer Fiscal Anticorrupción, así como la ratificación de los 18 magistrados anticorrupción.

También falta valorar las reformas constitucionales que eliminarían el pase automático del Procurador General de la República (PGR) a la titularidad de la Fiscalía General de la República (FGR). De igual forma, está pendiente sacar la Ley Orgánica de la FGR.

El pasado 30 de mayo fue designado el secretario técnico de la Secretaría Ejecutiva de este sistema, sin embargo, aún sigue incompleto.

Las reformas constitucionales en materia anticorrupción se publicaron en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 27 de mayo del 2015, y son la base para toda la legislación secundaria en la materia.

El 18 de julio del 2016 fueron publicadas en el DOF las leyes secundarias que dan vida al Sistema Nacional Anticorrupción, para coordinar a las autoridades federales, estatales y municipales, para que prevengan, investiguen y sancionen las faltas administrativas y los actos de cohecho.

Este mecanismo de combate a malas prácticas, cuenta con un Comité Coordinador, que es la instancia responsable de establecer mecanismos de coordinación entre los integrantes del SNA.

En el Senado de la República está abierto el debate sobre si habrá o no un periodo extraordinario de sesiones.

El presidente de la Cámara Alta, Pablo Escudero Morales, ha propuesto que entre otros temas pendientes a resolver, se aborde en este tiempo lo relativo a la designación del Fiscal Anticorrupción.

Sobre el tema, la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, exhibe que la falta de recursos impide la puesta en marcha del SNA.

El pasado 30 de mayo fue designado el secretario técnico de la Secretaría Ejecutiva de este sistema, sin embargo, aún sigue incompleto.

Además, la organización considera que la demora en el nombramiento del fiscal anticorrupción aunada a la ausencia absoluta de recursos asignados al Comité “son muestra de la falta de voluntad y compromiso del Poder Ejecutivo y de las fuerzas políticas en el Congreso para que el SNA comience (su labor)”.

Ante este panorama, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad llama a la Secretaría de Hacienda a liberar los recursos necesarios que permitan la pronta operación del Comité.