El costo del mensaje que el presidente Hugo Chávez envió entre sábado y domingo a los suscriptores de telefonía móvil con motivo de Navidad corrió por cuenta de las empresas operadoras.

Fuentes ligadas al sector dijeron que en este caso ocurrió lo mismo que cuando instituciones del Estado envían a los venezolanos textos tales como el de "utiliza el chaleco salvavidas", "usa el cinturón de seguridad" o "evita comprar celulares de dudosa procedencia".

Un vocero que prefirió no ser identificado señaló que la solicitud para la difusión del mensaje fue hecha a fines de la semana pasada por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

"En estos casos no hay ningún tipo de retribución", comentó la fuente, al hacer la semejanza con los mensajes institucionales que el Gobierno solicita difundir a través de las estaciones de radio y televisión.

"Es lo mismo, solo que usando la plataforma celular. Lo único que faltó fue agregar una coletilla como la que añaden las estaciones de televisión".

Lluvia de cifras. Integradores estiman que difundir el sms pudo costar entre 1,3 y 8 millones de bolívares fuertes, tomando en cuenta un precio mínimo de entre Bs.F. 0,05 y 0,10 por sms, en el caso de que se haya negociado directamente con las operadoras.

De haber participado algún intermediario, el valor de cada mensaje pudo ser de Bs.F. 0,20, cuando muy caro, señala Nidal Barake, de la firma Tedexis.

En un principio, se habló de Bs.F. 22,7 millones (cerca de US$5 millones) a un precio de Bs.F. 0,80 por sms, lo que Barake considera muy caro.

Dijo que en el precio priva el volumen de destinatarios y el tipo de negociación.

Otros dicen que pudo no costar nada. "Alguien hizo el texto y lo envió a las operadores, que cuentan con la infraestructura".

A pesar de que algunos suscriptores aseguran no haber recibido el sms, la fuente resaltó que fue enviado a las bases de clientes de las tres operadoras.

De acuerdo a datos de Conatel, al cierre del tercer trimestre de 2011 se contabilizaban en el país 26,9 millones de usuarios activos del servicio de telefonía móvil. "Quienes no recibieron el sms o tenían los teléfonos  apagados, sin saldo o sin cobertura", explicó.

Muchos usuarios buscaron la forma de contestar el mensaje; pero en estos casos los sms están configurados de tal manera que no permiten respuestas. "Son mensajes unidireccionales; no están pensados para la interacción", destacó.

Spam o propaganda. El pasado lunes Roberto León Parilli, presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores, dijo en la cuenta de Anauco en Twitter que "contra spam de propaganda gubernamental en tlf celulares reclamo colectivo derecho a la vida privada Const. art. 60 @MovistarVe.

En el caso de la filial de Telefónica el emisor del mensaje era un número, el 736; mientras que en Digitel provenía de Hugo Chávez.

Moisés Ramírez, integrador de la firma Movilística, no duda que se trató de un mensaje masivo o spam. Dijo que no se puede considerar institucional, por cuanto resaltaba la figura presidencial.