Madrid. El gobernante Partido Socialista Obrero Español redujo la brecha con el Partido Popular en julio, pero seguiría perdiendo el poder si mañana se celebraran elecciones generales, según un sondeo publicado el domingo por el diario El País.

La encuesta, realizada por Metroscopia el 28 y 29 de julio entre 500 votantes, mostró que el principal partido de la oposición derrotaría a los socialistas por un porcentaje de 7,7 puntos, frente al margen de 10,8 puntos porcentuales que les separaba en un sondeo de hace un mes.

La imagen del presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que ganó su segundo mandato en las elecciones generales del 2008, con una ventaja de 2,7 puntos, ha sufrido las consecuencias de la crisis económica y la aprobación de medidas de austeridad en mayo.

La opinión negativa hacia el PSOE cayó en julio tras la intervención de Zapatero en el debate sobre el estado de la nación, la aprobación de una reforma del mercado laboral y después de que la mayoría de los bancos españoles aprobaran las pruebas de tensión europeas, contrariamente a las expectativas.

El sondeo dio a Zapatero un nivel de aprobación de 30%, frente al 19 que tenía anteriormente, mientras que el respaldo al líder de la oposición, Mariano Rajoy, cayó desde el 23% de hace un mes a 19%.