El ministro de Defensa de Bolivia, Rubén Saavedra, manifestó este viernes en Oruro que los soldados  José Luis Fernández, Augusto Cárdenas y Alex Choque, ascendidos a cabos luego de ser liberados por Chile tras un encierro de 32 días, podrán acceder a un empleo en instituciones del Estado previa capacitación en instituciones técnicas, y que también tendrán prioridad en el acceso a instituciones de formación militar.

"Ellos serán capacitados en áreas técnicas y luego depende de la decisión de ellos pueden ingresar a trabajar en una institución estatal o asimilarse en alguno de los institutos militares, pero es una decisión de tendrán que tomar ellos", manifestó en declaraciones a la ABI.

Los tres conscriptos fueron trasladados a Challapata (capital de la provincia Eduardo Abaroa del departamento de Oruro), es decir a la sede del Regimiento de Satinadores Militares Méndez Arcos, donde fueron homenajeados y distinguidos y ascendidos al grado de cabos.

El ministro dijo que, en La Paz, este lunes habrá un acto con presencia del presidente Evo Morales, donde recibirán reconocimientos y condecoraciones.